Es la última razón que han encontrado los socialistas para zurrarse la badana y crear desconfianzas internas: José Luis Rodríguez Zapatero y Pepe Bono se vieron en las pasadas navidades con Pablo Iglesias e Iñigo Errejón en 'secreto'. Había alguien más en la reunión, que no se ha dicho, pero lo importante del encuentro es que se produjo mientras el secretario general socialista, Pedro Sánchez, y el de Podemos se decían de todo en mítines cruzados y en los medios de comunicación.

El encuentro y la reacción al encuentro
El encuentro, reconocido semanas después por Zapatero en una radio, y que al parecer fue “cordial”, “interesante” y “correcto”, lo había organizado el exministro y expresidente castellano-manchego y dirigente sólo nominalmente retirado del socialismo, Pepe Bono. Un hombre que casi nunca hace nada sin sentido.., o mejor, sin intención.

Aunque ZP le restó toda la importancia, la cosa sentó en Ferraz tan mal que una de los miembros de la Ejecutiva actual, Luz Rodríguez, quien por cierto conoce a Bono bien a fondo, que para eso desarrolló buena parte de su carrera política en Castilla-La Mancha, dijo que la reunión “fue un sinsentido político, algo inadecuado e inoportuno”. Y el tono de la voz y del gesto demostraban que las palabras quedaban cortas para describir sus sentimientos.

Manuel Arias, en una foto de su Facebook, durante un mitin de Podemos



El secretario personal de Bono, candidato por Podemos
Pero la relación entre el ‘bonismo’ y Podemos tiene más raíces que un simple encuentro navideño. Viene de antes... y es incluso menos pública. Hay un hecho que ha pasado desapercibido, pero que podría tener su ‘sustancia’.

Nos explicamos. Después de años de trabajar junto a Pepe Bono…, nada menos que tan ‘unidos’ como pueden estar un político y el Jefe de su Secretaría personal durante años, Manuel Jesús Arias Martín se ha ‘alejado’ del socialismo y se ha apuntado a Podemos. De lo estrecho que era la colaboración entre Arias Martín y su jefe puede dar idea que, después de trabajar con él los últimos años de Bono como presidente de Castilla-La Mancha, lo acompañó para ocupar el mismo cargo, el del hombre que llevaba su agenda y conocía sus secretos, al ministerio de Defensa.

Pero como decimos, ahora Arias ha pasado a Podemos Toledo. Y no como un simpatizante más. Como lo demuestra su página personal de Facebook, por escrito y por imágenes, la entrega de Arias Martín a ‘su nueva formación’ es total.



Pero no está solo. Con él ha recorrido el mismo camino Ana María Herrera, quien fue también secretaria personal de la mano derecha durante lustros de José Bono, Paco Pardo. Los datos dan idea de la relación entre los dos. Pardo fue director del Gabinete de Bono y Consejero de Presidencia. Después le acompañó a Defensa como Secretario de Estado. Y posteriormente fue Presidente de la Cortes de Castilla-La Mancha, mientras Bono ocupaba el mismo cargo, en el Congreso de los Diputados.

Curiosamente, como ha sucedido en el caso de Manuel Jesús Arias, también Ana María Herrera, después de estar años con Paco Pardo, es ahora una de las dirigentes de Podemos.



Serán coincidencias que suceden, las dos personas de máxima confianza de la pareja de hombres que ‘dirigió’ Castilla-La Mancha durante años, de nuevo 'juntos', pero ahora en las listas de la candidatura de Podemos Toledo.