Desde que ELPLURAL.COM viene publicando informaciones del conocido ya como “CospeLeaks”, el Gobierno del PP de Castilla-La Mancha, presidido por María Dolores Cospedal, ha establecido una especie de “control policial” para identificar al topo, al "garganta profunda”, que periódicamente proporciona a esta redacción filtraciones “delicadas” de los tejemanejes del Ejecutivo autonómico de la también secretaria general del Partido Popular. “Existe una desconfianza generalizada entre los altos cargos y funcionarios de la máxima escala con responsabilidades administrativas, y entre ellos concurren ciertos recelos y sospechas generalizadas que han creado un ambiente hostil y poco propicio para el correcto desarrollo de su trabajo”, concretan las fuentes del Gobierno neoconservador consultadas por este periódico.

“ATENCIÓN este es un sistema de PRODUCCIÓN”
Desconfianza motivada por el exceso de celo de los responsables políticos a la hora de recordar a los altos cargos y determinados funcionarios sus “deberes y obligaciones” en la utilización de la información oficial, como así se encargaban estos días de matizar en una notificación que, bajo el título, “ATENCIÓN este es un sistema de PRODUCCIÓN” (sic), subrayaban que “no está permitida la utilización de la información para cualquier finalidad no prevista por la Administración” (ver pantallazo proporcionado por nuestras fuentes).

Contraseña “intransferible”
Dicha notificación, insólita desde que existe el Gobierno de Castilla-La Mancha (1983), según las mismas fuentes, no busca otra cosa que impedir nuevas filtraciones del “CospeLeaks” y cercar a los posibles emisores de esta sensible información que el Gobierno de Cospedal creía a buen recaudo y que ELPLURAL.COM está dando a conocer en lo que entendemos como una obligación periodística. Tanto quiere el consejero de Presidencia estrechar el cerco que avisa a todos los usuarios de que la “contraseña de acceso al sistema es personal e intransferible”, además de indicar que los “documentos y soportes que contengan información sensible o confidencial permanecerán guardados bajo llave cuando no se estén utilizando, especialmente si el usuario no se encuentra en su puesto de trabajo o la oficina está vacía”, concretan aludiendo a la orden 2012/12185.

“Auditados y registrados”
Del mismo modo, amenazan a todos los receptores de la notificación sobre la filtración de documentos e informaciones, señalando, que: “no está permitida la utilización de la información para cualquier finalidad no prevista por la Administración”, o lo que es lo mismo, el Gobierno de Cospedal recuerda que ningún alto cargo o alto funcionario puede proporcionar a ELPLURAL.COM datos y documentos que comprometan su acción de Gobierno. De ahí que recuerden también que “los accesos a la información en el sistema son auditados y registrados”. Aún es más: “la utilización indebida de dicha información podrá dar lugar a la exigencia de responsabilidades conforme a la normativa vigente”, recoge la notificación oficial, dando por hecho de que el “garganta profunda” de ELPLURAL.COM forma parte del Gobierno del PP.

“La Cosa Nostra”
Finalmente, las fuentes de ELPLURAL.COM, que se han comprometido a seguir filtrando datos y documentos que entienden “deben conocer todos los ciudadanos dentro de lo que venimos llamando ley de transparencia”, se sorprenden por el lenguaje utilizado por la Consejería de Presidencia cuando “recuerda que existe una normativa que regula el uso de los medios electrónicos dentro de nuestra organización, como si el Gobierno fuera una casta aparte, un lobby, o una Cosa Nostra”, concluyen, “los altos cargos no son una organización ocultista; son, ante todo, servidores de los ciudadanos que buscan el bien público”.

Datos almacenados por un año
Sea como sea, el caso es que Cospedal nada más llegar al Gobierno confeccionó una orden para amordazar a funcionarios y altos cargos, en la que, entre otras cosas, se dice: “la Administración guardará en sus servidores, para fines estadísticos, de control del rendimiento del sistema y delimitación de posibles responsabilidades por uso indebido, el registro de los accesos a Internet y las llamadas telefónicas que se produzcan, así como el registro de los mensajes de correo que se envíen. El acceso a estos registros estará limitado a los administradores del sistema de accesos a Internet, a los administradores de comunicaciones y a los administradores de correo respectivamente”, añade, “de cada uno de los accesos a estos registros se hará la oportuna anotación de quién accede, para qué y cuándo se realiza el acceso. Se guardarán copia de los registros durante un año, a salvo de lo que otras normas legales puedan establecer”. Más control…en Corea del Norte.