Cospedal con responsables de medios de CLM en la sede del Gobierno en Toledo. Cospedal con responsables de medios de CLM en la sede del Gobierno en Toledo.



En plena crisis económica, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy aprobaba la reforma laboral que obliga a trabajar por 500 euros al mes y retiraba la paga extraordinaria a los funcionarios, en ese mismo período en el que la dieta Cospedal consistía en rebajar el salario a los empleados de la Junta de Comunidades un 3%, despedir a 2.275 sanitarios (8,13% del total nacional), poner de patitas en la calle a 10.000 profesores y a otros 8.000 empleados públicos y negar el pan y la sal a 20.000 dependientes; en ese tiempo, en el que la empresa de su marido le regalaba la mitad de una mansión/búnker valorada en 2,4 millones de euros y 1.300 castellano-manchegos eran desahuciados de sus casas; en esos precisos días en los que se cerraban un centenar de colegios rurales, se clausuraban plantas de hospitales y pacientes agonizaban en los llamados pasillos de la muerte de las urgencias hospitalarias sin ser atendidos por falta de personal; en esas fechas en las que la deuda del Gobierno regional superaba los 12.000 millones (33% del PIB, la segunda más alta de España), María Dolores Cospedal repartía, a través de la opaca Fundación para la Promoción de Castilla-La Mancha, 22 millones de euros entre los medios de comunicación amigos e intentaba que prensa, radios, televisiones y periódicos digitales ofrecieran una imagen irreal de su persona, hoy por hoy, la “más odiada” en la tierra de Don Quijote (y de España), como vienen advirtiendo los socialistas.

El lado oscuro de la millonaria Fundación
Días en los que Cospedal decidió también suprimir todos los órganos de control de su Gobierno en aras de un falso ahorro. A saber: el Consejo Económico Social, cuyo presupuesto apenas alcanzaba el  millón de euros, el Defensor del Pueblo (2,2 millones), la Sindicatura de Cuentas (1.614.350 euros), retiraba el sueldo a los diputados del PSOE (1,1 millón de euros) y, paralelamente, por la puerta de atrás creaba la llamada Fundación para la Promoción de Castilla-La Mancha, dotándola de  un presupuesto anual superior a los 8 millones de euros, dos millones más que la suma de todos los organismos eliminados citados, igual que el de las Cortes y casi tres veces superior al destinado a la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos (3.019.300 €), con lo cual debemos suponer que los fines de esta oscura y sospechosa Fundación deben ser “más loables que la investigación en lesión medular”, reconocen a ELPLURAL.COM fuentes del Gobierno de Cospedal que nos han filtrado cientos de documentos y facturas de este turbio ente, cuya página web está en continuo “proceso de renovación”,  que se escapa a todo control, que no consta en el portal de la Transparencia y Buen Gobierno de la Junta de Comunidades y que está fiscalizado por “el omnipresente consejero de Presidencia, Leandro Esteban, y presidido por su hombre de confianza, José de la Puente”, señalan las mismas fuentes.

¿Qué objetivos tiene esta Fundación?
“Repartir millones de euros entre los medios de comunicación cercanos a la órbita mediática del PP castellano-manchego y cerrar el grifo publicitario a todos aquellos que son críticos con el Gobierno de Cospedal”, responden las mismas fuentes (ver estatutos de la Fundación). Y razón no les falta porque cotejando la dotación presupuestaria de la Fundación con las facturas emitidas por ésta, el resultado es apabullante: prácticamente el cien por cien de su asignación económica, recogida en la Ley de Presupuestos de la Junta de Comunidades, tiene como fin la inserción publicitaria en medios amigos mayormente, como lo prueba el siguiente cuadro donde aparece el top ten de los periódicos, radios y televisiones más beneficiados por el reparto de la “tarta” publicitaria de Cospedal:

cuadrotopten

Cinco millones para el magnate burgalés…
Una “tarta” con un claro beneficiario, el magnate burgalés Michel Méndez Pozo, titular de un holding de empresas agrupadas en 60 sociedades, de las que media docena son  medios de comunicación. El constructor es propietario de cinco cabeceras en Castilla y León y otras tantas en Castilla-La Mancha bajo el nombre genérico de “La Tribuna”, además de la televisión pública de CyL y de Navarra, agencias de noticas, plantas de impresión…La Fundación le ha reportado unos ingresos de cinco millones de euros. Y es que desde que Cospedal accedió a la Presidencia el apoyo de “Las tribunas” ha sido total y no ha ahorrado primeras páginas ni contenidos para subrayar la magnanimidad de la presidenta castellano-manchega.

…otros dos y medio para el “Ciudadano Kane alcarreño”…
Puede llamar o no la atención la ingente y desproporcionada cantidad recibida por Méndez Pozo, cuyas empresas generan, eso sí, cientos de puestos de trabajo, pero lo que chirría de forma descarada es el apoyo económico que ha prestado el Gobierno de Cospedal a un advenedizo mediático, propietario de Popular TV, de escasa o nula audiencia en Castilla-La Mancha (algo más vista en Guadalajara, su tierra natal), que junto a su periódico gratuito Guadanews (“un libelo de 100.000 ejemplares que busca el insulto continuo de los socialistas”, concretan fuentes del PSOE alcarreño), con versión incluida en internet, recibe más de dos millones y medio de euros. José Luis Alguacil, propietario de estos medios, conocido como el “Ciudadano Kane alcarreño”, es el concesionario también del panfleto municipal “30 Días” encargado por el alcalde del PP, Antonio Román, por el que Alguacil percibe otros 200.000 euros más.

…y 968 euros para el periódico decano de la región
Cantidades que contrastan, y de qué forma, con las percibidas por el periódico decano de la prensa de Castilla-La Mancha, diario Lanza de Ciudad Real, a quien la Fundación tuvo a bien conceder unas inserciones publicitarias cuantificadas en 968 euros. Vergonzoso, pero real. Tampoco salió bien parado El País, que a pesar de ser el periódico más vendido y leído en Castilla-La Mancha apenas recibió 2.094 euros, o El Mundo, con 14.520. Y es que Cospedal, ni olvida ni perdona, y castiga a los medios críticos negándoles la publicidad, como sucede con los digitales regionales El Día Digital, El Porvenir, Las Noticias, El Crisol, Albaceteabierto, o dclm.es, entre otros, aunque este último amenazó con denunciar al Gobierno por prevaricación y le han puesto ya algo más de 2.000 euros de banners publicitarios. No así corrió la misma suerte el Grupo El Día, que contaba con cinco cabeceras diarias en la región, un semanario económico y un canal regional de televisión, CNC, y que tuvo que cerrar por la “asfixia” económica a la que fue sometido, dejando en la calle a un total 200 trabajadores y una historia de 30 años de periodismo local.

La Ser, ninguneada; Cope, la preferida
En cuanto a las radios, es otra película, porque las generalistas reciben su parte de “tarta”, aunque con abismal desproporción. La también secretaria general del PP antes de repartir los dineros de “Cospedaleaks” vio rodar ante sus pies las cabezas del director regional de La Tribuna, dos directores de la Ser,  uno de la Cope y de otros responsables de Onda Cero, Efe…Sin embargo, el cambio en la línea editorial de la Cadena Ser manchega, con la llegada del nuevo responsable, más próximo al “régimen de Fuensalida”, no sirvió para que la emisora de Prisa incrementara espectacularmente su “tajada” publicitaria, que se tuvo que conformar con 300.000 euros, seis veces menos que la Cope, que tras el cese de Jesús Moreiro en la dirección, logró unos ingresos superiores a 1,7 millones de euros. Y eso que la Cadena Ser es la radio más oída de Castilla-La Mancha.

cuadrorepartoagencias

Foros, agencias y otras curiosidades del Cospeleaks
Entre las facturas examinadas por ELPLURAL.COM sobresale los miles de euros  (más de 160.000) dedicados por Cospedal para la puesta en marcha de distintos foros, que como no podía ser de otra forma fueron protagonizados por ella. Prensa nacional y regional, radios y periódicos digitales hicieron su agosto gracias a esta megalomanía mediática que padece la presidenta de Castilla-La Mancha, siempre buscando la sobreexposición. “Tajada” que llegó, incluso, a la revista de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, o a la Revista Magisterio Español, que se llevó la friolera de 48.000 euros (¿con motivo de qué?). La lista es amplísima y en ella están registrados numerosos periodistas a título personal, como José María Iñigo, que también cobró su dinerito (14.520) por cierto trabajo periodístico, o los 22.000 recibidos por la web del consorte de una conocida periodista toledana. Pero de todos ellos llama la atención los 2,5 millones otorgados a Beta Comunicación, la agencia ciudadrealeña preferida por Cospedal y liderada por Luis Navarrete, un periodista próximo al PP, o los 400.000 de Ceres, perteneciente al holding empresarial del magnate Méndez Pozo.

Las diputaciones, Barreda y la auditoria de Page
La Fundación para la Promoción de Castilla-La Mancha es “solo la punta del iceberg” del “Cospedaleaks”, finalizan diciendo las fuentes gubernamentales, “ya que nadie se cree que determinados medios, como El Digital de Castilla-La Mancha haya recibido solo 200.000 euros”. Del mismo modo, aseguran que las cuatro diputaciones castellano-manchegas que controla el PP forman parte de los organismos públicos que financian ciertos medios a través de suscripciones y contratos publicitarios. Nada que ver con la planificación de medios que los anteriores gobiernos socialistas llevaron a cabo, con un reparto bastante más objetivo, como lo prueba que fuera el propio José Bono el que catapultó a la cadena de los obispos en Castilla-La Mancha, concediéndole varias emisoras, a la vez que mimaba a “Las tribunas”; o el apoyo de José María Barreda a ABC, con continuos encartes a nivel nacional. Es decir, los gobiernos socialistas se gastaban el dinero con los medios, sí, pero con todos los medios, no solo con los medios amigos, como hace ahora Cospedal. De ahí que el actual líder del POSOE y candidato a la Presidencia de la Junta, Emiliano García-Page, tenga intención nada más llegar al Gobierno de realizar “una auditoria urgente para conocer en profundidad las cuentas que deja Cospedal en Castilla-La Mancha”, dice. CONTINUARÁ…