El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, polémico por anteriores actuaciones de carácter xenófobo, ha vinculado el terrorismo islámico con la política de inmigración de la Unión Europea, al cuestionar en su cuenta de Twitter que el acceso a los derechos sociales se haga de manera generalizada.


Albiol se justifica

El comentario de Albiol ha levantado una fuerte polémica en las redes sociales, en un momento en el que el atentado de radicales islámicos en París contra la redacción de Charlie Hebdo ocupa las portadas de todo el mundo.

 

Albiol ha intentado matizar sus palabras con un siguiente mensaje.

Sánchez-Camacho le ha calificado de "político valiente"
El dirigente popular ha campeado a sus anchas durante años con su peligroso discurso xenófobo, sin que la dirección del PP le desautorice, todo lo contrario, Albiol ha tenido todo el apoyo de la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, quien ha dicho de él que es un “político valiente, que lucha por sus vecinos y habla claro.

El alcalde vinculó inmigración con delincuencia
Sus manifestaciones xenófobas le llevaron ante la Fiscalía, en octubre de 2011, aunque la cosa no pasó a más. El motivo fueron unos dípticos publicitarios en la que relacionaba la inmigración con la delincuencia.

En un vídeo publicitario de cara a elecciones municipales de aquel año Albiol propuso “mano dura contra los que no se adaptan, contra los delincuentes y los incívicos”. Según dijo, la solución pasa por una “mayor presión policial sobre los que generan problemas, para que se marchen aburridos”. García-Albiol ha acusado a los extranjeros de venir a España “a delinquir, a robar, a hacer la vida imposible a los vecinos y aprovecharse del sistema de ayudas”.

Un discurso peligroso, pero que da votos. Marine Le Pen en Francia es una buena prueba de ello, y Albiol, con la mirada en las próximas elecciones municipales de mayo lo sabe.