“Juro por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente de la Diputación de Toledo con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”. Este juramento fue realizado por Arturo García-Tizón en junio de 2011 cuando tomó posesión de la Presidencia de la Diputación. Seis meses después, repetía el compromiso al ocupar un escaño por el PP toledano en el Congreso de los Diputados y ser nombrado presidente de la Comisión Constitucional de la Cámara Baja. Juramento que para los socialistas no ha cumplido el pluriempleado y bien pagado líder del PP castellano-manchego, por lo que han decidido informar por escrito a los diputados de Palacio de la Carrera de San Jerónimo de su indignación y preocupación por el comportamiento mental y “pasotismo” del también concejal del Ayuntamiento de la Ciudad de las Tres Culturas y máximo dirigente de la derecha provincial.

Negativa a cumplir sentencias
Así las cosas, el  Grupo Socialista en la Diputación de Toledo ha puesto en conocimiento de los diputados y diputadas del Congreso (ver escrito) “la actitud de falta de respeto a la justicia y negativa a cumplir sentencias judiciales mostrada por el presidente de la Institución Provincial y también presidente de la Comisión Constitucional del Parlamento nacional, Arturo García-Tizón”. Y es aquí, en su condición de máximo garante político de la Carta Magna donde los socialistas han enfatizado su indignación, acusándole de saltarse el artículo 118 de la Constitución Española, que dice textualmente: “Es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los Jueces y Tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto”.

“Se ríe y desprecia a los 23 trabajadores”…
Para el PSOE no solo se “ríe y desprecia a los 23 trabajadores que despidió ilegalmente hace tres años”, y que una sentencia firme anula y obliga su readmisión, sino que su actitud es “impropia de quien ostenta la presidencia de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, garante del cumplimiento de la norma fundamental del Estado, la Constitución”, añaden “todo ello ha provocado graves perjuicios a los 23 trabajadores implicados que no han podido cobrar el desempleo, ni buscar un nuevo trabajo ya que una sentencia les decía que sus despidos eran nulos y, por tanto, seguían siendo trabajadores de la Diputación de Toledo, aunque no pudieran reincorporarse a sus puestos de trabajo porque el señor García-Tizón no acata la sentencia”.

…”Y pone en duda la capacidad de la jueza”
El “pasotismo” del “diputado de los 120.000 euros”, el mismo que dijo a los padres de los niños con cáncer “ni mi me importa ni mi interesa”, el que se gastó más de 40.000 euros en carruajes de época y pretende cerrar una residencia de enfermos de Alzheimer, aquél que ha invertido cientos de miles de euros para que los niños vean los lobos…ése, “llegó a poner en duda la capacidad de la jueza que había resuelto la sentencia judicial y amenazó a la justicia con solicitar la reclamación patrimonial por daños a la propia Administración por una sentencia que es muy clara y él se obstina en no cumplir”, concretan.



Incidente de ejecución de sentencia
Y tanto. Nadie entiende (ni siquiera los suyos) la actitud de García-Tizón y mucho menos sus ataques furibundos contra los jueces, llegando a presentar un incidente de ejecución de sentencia y obteniendo como respuesta un demoledor auto donde la jueza le recuerda la doctrina constitucional sobre el cumplimiento de sentencias. Pero en vez de acatar, el pluriempleado político conservador ha anunciado la presentación de un recurso de reposición contra el auto que no ha aceptado el incidente de ejecución, subrayando que si es necesario acudirá al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) y, en su caso, al Tribunal Supremo mediante un recurso de casación. “Por tanto, agotará la vía jurisdiccional, sin descartar tampoco la presentación de un Conflicto de Jurisdicción, que dirima si en este caso el juez se ha arrogado competencias que corresponden a la administración”, recoge en un comunicado el organismo provincial. Aún es más, García-Tizón cree que el auto de la jueza “supone un exceso de competencias”.

Proyectos faraónicos paralizados por la justicia
Sea como sea, el caso es que García-Tizón cree a veces que la Diputación “es suya”, dice un diputado socialista, y “hace y deshace a su antojo”, a pesar de que los tribunales tumben sus proyectos faraónicos, como la construcción de un buque que navegue por aguas de un pantano para llegar a un yacimiento, y que el Alto Tribunal castellano-manchego le ha dicho a él y a su compañera de viaje, María Dolores Cospedal, “con toda rotundidad, que la ocupación de los terrenos en la zona del yacimiento Ciudad de Vascos no es urgente y ha suspendido el acuerdo del Consejo de Gobierno que así lo declaraba”, recoge el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez (ver auto del TSJCM).