Pedro J. Ramirez y Baltasar Garzon



El Mundo ha publicado finalmente, después de dos largos años, una sentencia de enero de 2013 del Tribunal Supremo, que condenó al entonces director del diario, Pedro J. Ramírez, por vulnerar el honor de Baltasar Garzón por una serie de informaciones sobre el juez en las que le acusaba de hacer un "montaje" para imputar a un perito que relacionó la matanza del 11-M con ETA.

Publicarla en la edición impresa y digital
El Supremo condenó a Pedro J. Ramírez a indemnizar con un euro simbólico a Garzón y a difundir en la edición impresa y digital del periódico la sentencia. Ramírez fue cesado en noviembre del año pasado sin cumplir con la condena.

El fallo de un juzgado y la Audiencia Provincial 
El Tribunal Supremo avaló en 2013 una sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Pozuelo de Alarcón, de 2007, que consideró que el director de El Mundo y la editora del diario, Unidad Editorial, vulneraron el derecho al honor de Baltasar Garzón por una serie de artículo publicados un año antes, en el que le acusaban de imputar a un perito policial por vincular los atentados de Atocha con la banda terrorista ETA. Una sentencia ratificada por la Audiencia Provincial.



"Montaje de Garzón para criminalizar a los peritos"
En su portada del 30 de septiembre de 2006, El Mundo publicó una información titulada "Montaje de Garzón para criminalizar a los peritos que denunciaron la falsificación". No fue la única información que acusaba al juez. En noticias siguientes, se le llegó a tildar de "nazi", de buscar un "linchamiento" o "trampa política" y de cometer un delito de "prevaricación".

La sentencia del Tribunal Supremo consideró que las informaciones de El MUndo "rebasaron los límites constitucionalmente protegidos de las libertades de expresión e información" y que constituyeron "una intromisión ilegítima en el derecho al honor" del juez.