La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha llamado al orden a Pablo Iglesias y a su grupo parlamentario por mostrar unos carteles que hacían referencia a la Declaración de Derechos Humanos. Estos rótulos han sido distribuidos por el propio líder morado y, tras levantarse y exhibirlos al comienzo de la sesión, se han levantado y han acudido a la bancada del PP para entregárselos.

Un acto que pretendía reprochar al Gobierno en funciones lo ocurrido en el CIE y que ha sido reprimido por la presidenta del Congreso.

Tras ello, Pablo Iglesias ha publicado un tuit explicando lo ocurrido: “Les hemos dejado un cartel” para ver “si no se olvidan de que ninguna personal es ilegal”.