Según el informe de la Unidad de Auxilio Judicial remitido a la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, el Gobierno de la Comunidad de Madrid fraccionó numerosos contratos para evitar que se tuvieran que someter a concurso público. A través de esta operativa, el Gobierno de Esperanza Aguirre facturó a las empresas de la trama Gürtel 6.484.080,07 euros (a través de 686 operaciones diferentes).

Fraccionamientos de contrato
Del total de las operaciones con las empresas investigadas, el informe detalla algunos de los actos en los que hubo “fraccionamiento del Contrato”. Entre estos eventos, destaca el homenaje que la Comunidad de Madrid realizó a Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP de Ermua que fue vilmente asesinado por ETA.

Vicepresidencia y Portavocía
Sin embargo, ésta no fue la única ocasión en la que el Gobierno del Partido Popular se sirvió de las víctimas del terrorismo para desviar dinero a las empresas de la trama que lideraba Francisco Correa. Según esgrime el informe que obra en manos del juez Ruz, la organización de muchos de estos eventos dependía en última instancia de la “Vicepresidencia Portavocía de la Comunidad de Madrid”, delegación que desde el año 2003 lideraba Ignacio González.

Actos en los que ha habido fraccionamiento del contrato, según la Policía. Actos en los que ha habido fraccionamiento del contrato, según la Policía.



El 11-M como excusa
A este respecto, conviene resaltar que el atentado más doloroso en la historia democrática para los madrileños -el acaecido en marzo de 2004 en Atocha-, también supuso una buena oportunidad de negocio para las empresas que presuntamente financiaban al Partido Popular tras acceder a numerosas adjudicaciones públicas.

Homenaje reconvertido en negocio
Desde 2004 a 2007 (ambos años incluidos), el Ejecutivo de Esperanza Aguirre e Ignacio González ideó el fraccionamiento del coste que supuestamente requería organizar los Actos de Homenaje a los Servicios y Voluntarios del 11-M. Por ejemplo, en 2004 el evento tuvo un coste de 141.002,59 euros. Sin embargo, para poder favorecer a sus empresas amigas, el Partido Popular decidió realizar hasta 15 contratos menores por un importe inferior a los 12.000 euros.

Ejemplos de contratos
Los conceptos de algunos de esos contratos son tan llamativos como “el diseño, creatividad e impresión de una lona con el lema Gracias a todos” (por valor de 11.044 euros), o “Decoración floral y ornamental. Suministro de una corona de laurel” (por valor de 8.048 euros).

Contratos fraccionados para realizar los Homenajes del 11-M. Contratos fraccionados para realizar los Homenajes del 11-M.



Acuerdo con la AVT
Otro ejemplo más se detalla en la página 64 del informe, donde la Unidad de Auxilio Judicial expone que la firma del convenio con la Asociación de Víctimas del Terrorismo se realizó a través de la tramitación de “3 facturas, de importe inferior a 12.020,24 euros, con 3 empresas diferentes, pero todas relacionadas con el Grupo, en las que no figuran desglosados el número de unidades ni su coste unitario”. Algo que contraviene de forma flagrante la Ley.

Cualquier oportunidad
Además de las víctimas del terrorismo, las empresas de la trama Gürtel también hicieron negocio con multitud de actos que van desde eventos deportivos, la celebración del día de la Comunidad de Madrid, homenajes a la Constitución, la entrega de los premios Raúl Rivero (en homenaje al activista anticastrista), o el montaje de un Belén navideño.

Montando el Belén
En concreto, la Comunidad de Madrid se llegó a gastar hasta 49.299,01 euros con el objetivo de montar un Belén en la Puerta del Sol. Los gastos van desde el transporte de las figuras, la realización de una tarima, o la adquisición de un “foco móvil con efecto luna”.

Cuadro donde se muestra el fraccionamiento de contratos para el Belén de la Comunidad de Madrid en 2006. Cuadro donde se muestra el fraccionamiento de contratos para el Belén de la Comunidad de Madrid en 2006.