La Audiencia Nacional ha condenado este jueves al extesorero del PP, Luis Bárcenas, a 33 años de prisión y a pagar 44 millones de multa por diversos delitos fiscales en el juicio por el caso Gürtel.

La mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, también ha sido condenada a 15 años, tras considerarla partícipe a título lucrativo de todos los delitos fiscales cometidos por su marido, además de atribuirle a ella misma un delito fiscal, según consta en la sentencia conocida este jueves, sobre la conocidad como Época I del caso Gürtelcorrespondiente a los años comprendidos entre 1999 y 2005. 

Según el tribunal, Bárcenas. como tesorero del PP, fue fundamental en el "auténtico sistema de defraudación del erario público" creado por Francisco Correa. Desde su posición privilegiada, podía tocar la puerta adecuada en cada caso para conseguir la adjudicación de contratos de obra pública. El fallo precisa que en la fase de ejecución "se incrementaba" el precio "en la cuota fijada, que luego se repartía entre quien tenía relación en ella", para que finalmente "el propio partido recibía su correspondiente beneficio”.

La Sala considera que Bárcenas nutrió sus cuentas de Suiza, que llegaron a acumular 48 millones de euros en el año 2007, “con fondos provenientes de comisiones que recibió por su gestión e intermediación, aprovechándose de los cargos públicos que ostentó, en contrataciones públicas irregularmente adjudicadas”. Los jueces desmontan así la versión del extesorero y exsenador del PP que defendió que su fortuna tenía un origen lícito.