El Ejército de tierra ha defendido la actuación llevada a cabo tras la denuncia de acoso sexual de la comandante Zaida Cantera y la posterior condena a dos años y diez meses de prisión del teniente coronel José Lezcano-Mújica.

El Ejército defiende su "diligencia"
En un informe interno, citado por Europa Press, asegura que la actuación del JEME (Jefe del Estado Mayor de Ejercito) “ha sido en todo momento la de averiguar con diligencia la verdad y actuar con ecuanimidad frente a todo personal a sus órdenes, ya fue la comandante Cantera o lo militares que se vieron citados por ella”.

En el informe distribuido por las redes internas del Ejército de tierra el pasado fin de semana se recoge una cronología de los acontecimientos tras la denuncia de la comandante Zaida, la condena del acusado y la nueva denuncia por acoso laboral, la cual fue juzgada por el Cuerpo Jurídico Militar que entendió, según dice este informe, que “no existían delito ni falta”.

La llamada del jefe del Estado Mayor a la diputada Irene Lozano
También se describe la relación que hubo entre el Ejército y la diputada de UPyD Irene Lozano asegurando que se le ofreció “toda la información disponible”. Lo cierto es que Lozano denunció que el jefe del Estado Mayor del Ejército, la máxima autoridad del Ejército detrás del Rey, le llamó personalmente, pero no para preocuparse por la capitán acosada, sino para asegurarse de que “no seguiríamos haciendo ruido político”.  Según contó la diputada, el ministro Morenés no había atendido a las llamadas que le había hecho por este caso, con anterioridad.

Las disculpas de Morenés
El informe interno del Ejército llega después de que Pedro Morenés  pidiera disculpas, finalmente, a la comandante Zaida por su propia actuación y la del Ejército, después de la denuncia hecha por la oficial en el programa Salvados, de La Sexta, y de que la diputada Irene Lozano dejara claro en una intervención en un Pleno del Congreso que el ministro no estuvo a la altura de las circunstancias. Morenés terminó anunciando la creación de un protocolo contar el acoso que estará integrado en la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas.