El exalcalde de Toledo José Manuel Molina atiende a los medios a su salida de la Audiencia Nacional, donde ha prestado declaración como imputado por la supuesta adjudicación irregular en 2007 de una contrata a una filial de Sacyr. EFE El exalcalde de Toledo José Manuel Molina atiende a los medios a su salida de la Audiencia Nacional, donde prestó declaración como imputado por la supuesta adjudicación irregular en 2007 de una contrata a una filial de Sacyr. EFE



Llueve sobre mojado. El cuñado del exalcalde de Toledo, José Manuel Molina, imputado por el juez Pablo Ruz en la supuesta mordida de los 200.000 euros que la empresa Sacyr pagó al PP de Castilla-La Mancha para financiar la campaña electoral en 2007 de María Dolores Cospedal, ha presentado una querella criminal contra el ex regidor toledano y actual canciller de la embajada española en la República Democrática del Congo, a quien acusa de desviar una subvención pública de 257.000 euros procedente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha destinada en origen a la sociedad propiedad de Pilar y Justino (Tino) Moraleda, mujer y cuñado del exalcalde del PP toledano.

Falsificación de firmas
En su querella, Tino Moraleda, titular junto a su hermana Pilar del Centro Jardinería El Tajo, acusa al exalcalde y cuñado de falsificar una firma y desviar la citada cantidad (257.000 euros) procedente de una subvención del Gobierno castellano-manchego que, previsiblemente, iba destinada al negocio familiar de semillas y fertilizantes registrado bajo el nombre de Sistemas Medioambientales El Tajo. Negocio que nada tiene que ver con el resto de los hermanos (Concepción, María Victoria y Juan Carlos Moraleda), ajenos a esta lucha interna que tiene como grandes protagonistas a Tino Moraleda y a José Manuel Molina, y que todo hace pensar que ambos están dispuestos a llegar al cainismo vía judicial cuando no hace tanto era uña y carne y formaban un tándem de intereses políticos y empresariales.

Ejecución de préstamos
El caso es que Tino Moraleda ha decidido ir por la vía rápida de la querella criminal, que el Juzgado nº 2 de Toledo no habría admitido a trámite de no hallar principio de prueba, y señala directamente a José Manuel Molina como autor de la falsificación de un documento para que los 275.000 euros se ingresaran en otra cuenta bancaria distinta a la que debería recibir la subvención, lo que provocó que el banco Santander ejecutara el préstamo concedido contra dicha subvención, y perjudicase al querellante, según recoge la SER.

19 de enero, primeras diligencias
La titular del Juzgado nº 2 ha fijado para el próximo 19 de enero el inicio de las primeras diligencias, que pueden pasar por la imputación del exalcalde, lo que se sumaría al expediente de imputación iniciado por el juez Ruz de la Audiencia Nacional, quien acusa a Molina de cohecho y prevaricación en el caso de la Caja B del Partido Popular. Según el magistrado del Juzgado de Instrucción nº 5, el exalcalde habría participado en el amaño de la concesión de recogida de basuras de la ciudad de Toledo a una filial de Sacyr, la que a su vez habría entregado un mínimo de 200.000 euros para la campaña electoral autonómica de María Dolores de Cospedal en 2007.

Ruz desestimó la personación del cuñado
La querella presentada por Tino Moraleda y admitida a trámite por el juzgado toledano, tiene su antecedente en la mismísima Audiencia Nacional, donde el pasado mes de noviembre el cuñado de Molina intentó sin éxito personarse como acusación particular en la pieza separada de la mordida de los 200.000 euros, al entender que  una “transferencia donación” realizada por el empresario Camilo José Alcalá a José Manuel Molina, con el “objetivo de la compra del crédito existente contra” Centro de Jardinería El Tajo, era razón suficiente para estar en la “pomada” y personarse como acusación particular.  Sin embargo, el magistrado Ruz, sin entrar a fondo sobre esa sospechosa “transferencia donación”, en aquel momento por cuantificar y explicitar y ahora conocida (257.000 euros), consideró que los pormenores referenciados por Tino Moraleda no tenían “conexidad y correspondencia con los hechos que son objeto de investigación en las presentes actuaciones”, recogía el auto adelantado en exclusiva el pasado 29 de noviembre ELPLURAL.COM (ver auto de desestimación).

El empresario supuesto donante de Génova
En aquella información recordábamos que el tal Camilo José Alcalá, además de ser “donante” o “comprador” de un crédito que pesaba contra Tino y Pilar Moraleda, era uno de los empresarios imputados por Ruz, junto a otros cuatro, como supuestos donantes al PP por un total de 400.000 euros en dinero negro. El caso es que Camilo José Alcalá, propietario de la constructora Cyopsa-Sisocia, que siempre ha negado haber donado cantidad alguna, está señalado por Ruz como supuesto donante de 60.000 euros en los papeles manuscritos a nombre de “Camilo (Sisovia)” en febrero de 2003 y otra a “Camilo” de 90.000 euros en diciembre de ese año.