Vicente Calatayud, el neurocirujano que operó a la mujer del consejero de Educación de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha negado que hubiera “un trato de favor” para que la operación se hiciese en quince días desde que se le diagnosticó la hernia, mientras que pacientes con la misma dolencia llegan a esperar un año y había 20 personas por delante en la lista de espera.

Calatayud ha reconocido que sabía que era la esposa del consejero, pero ha asegurado que “si hay trastorno motor”, como era este caso, “se opera inmediatamente, siempre”.

A cualquier hora
“Sea la hora que sea, los pacientes con trastorno motor se operan”, ha asegurado el cirujando durante una entrevista en el programa Al Rojo Vivo, donde también ha reconocido que una hernia discal no es un problema de “vida o muerte”. Sin embargo, se ha excusado en que provoca “secuelas irreversibles”, por lo que asegura que estas dolencias se operan aunque sea a las 3 de la mañana, sábados o domingos.

“Ustedes no se enteran”
“Lo que pasa es que ustedes no se enteran”, ha espetado el neurocirujano a los tertulianos y al presentador del programa, Antonio García Ferreras. Calatayud fue el mismo médico que se desplazó a 120 kilómetros de distancia con su equipo para operar a la madre del gerente del Hospital de Hellín, algo que también alegaron que no era trato de favor pero por lo que acabó dimitiendo el directivo.

Decisión libre
No obstante, el neurocirujano ha negado cualquier presión política y ha dicho que no ha recibido “llamada del consejero de Sanidad ni el de Educación para que meta a su mujer por delante”. Calatayud ha asegurado que era una “decisión totalmente libre” y que no se ha saltado ningún protocolo. Eso sí, ha reconocido que sabía que era la esposa del consejero pero que “no influyó en mi decisión”.

Culpa de los medios
Una vez más, ha vuelto a matar al mensajero y ha atacado a los periodistas y los medios, diciendo que “nos complican la vida con temas de este tipo”. “El tema no es que sea la mujer del consejero, es que las listas de espera afectan a los españoles y los dos partidos únicamente se tiran los trastos a la cabeza”, ha zanjado el doctor.