Hace más de dos años y medio desde que Ada Colau llegase al Ayuntamiento de Barcelona con Barcelona en Comú y fuera nombrada como una de las alcaldesas del cambio, junto a Manuela Carmena. Desde entonces, ha ido desarrollando un proyecto político basado en las políticas sociales. Vivienda y pobreza energética han sido solo algunos de sus pilares.

Ahora, Colau y su equipo han sido señalados porque, casualidad o no, en este tiempo se han incrementado de forma notable las subvenciones que reciben ONG, entidades y organizaciones afines a Colau y a su proyecto. Sobre todo, hablamos de organizaciones con las que Colau habría tenido contacto directo en su anterior etapa como activista, como líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Y es que, llama especialmente la atención que, asociaciones que están teniendo un papel clave para impulsar desde el ámbito cívico algunas iniciativas afines a las promesas electorales de Barcelona en Comú, se han visto especialmente beneficiadas en estos últimos dos años y medios.

Las cifras hablan por si solas. Si acudimos al Portal de Transparencia y al Boletín Oficial de la provincia de Barcelona, podremos ver como entidades sociales como el Observatorio DESC ha recibido un 78% más de ayudas, mientras que la ONG Ingeniería Sin Fronteras ha obtenido un 59%

Sus relaciones con Colau

Si echamos la vista atrás, descubriremos que diferentes miembros del Ayuntamiento de Barcelona y la misma alcaldesa han colaborado en el pasado con el Observatorio DESC.

Desde que se iniciara el mandato de Ada Colau ha recibido un total de 551.793 euros en subvenciones. Ahora, las ayudas recibidas por el consistorio barcelonés pasaron de 150.000 euros en 2015, cuando fue investida Colau; a 254.777 euros al año siguiente y 267.016 en 2017.

Incremento anual de:

  • 2015 à 2016: +71,85%
  • 2015à2017: +78,01%

Mientras que Alianza contra la Pobreza Energética y Enginyeria sense Fotnteras, organización cercana al Consistorio que centra su trabajo en la lucha por el derecho a la vivienda y en acabar con el problema del acceso a la luz y calefacción, ha sido subvencionada con un total de 918.532 euros.

La ONG Ingeniería Sin Fronteras ha pasado de recibir 214.437 euros en 2015, a 321.920 en 2016, mientras que la cifra ascendió a 385.175 el pasado ejercicio. Además cabe destacar que el actual concejal Eloi Badia fue portavoz y fundador de estas entidades.

Incremento anual de:

  • 2015 à 2016: +33,33%
  • 2015à2017: +59,53%

También la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), en cuya junta Colau estaba presente, ha visto aumentadas las ayudas en un 6,6%. Esta entidad forma parte también de la Aliança contra la Pobresa Energètica y se ha postulado como una de las entidades promotoras de una de las iniciativas cívicas para la multiconsulta de Colau.

Concretamente, desde la victoria electoral de Barcelona en Comú ha conseguido ayudas por valor de 657.892 euros.

Incremento anual de:

  • 2015 à 2016: +17,6%
  • 2015à2017: +6,63%

Nombramientos y contrataciones de activistas

Pero esta no es la única crítica recibida. A parte de las subvenciones, en los últimos años han sido varios los activistas que tuvieron contacto directo con la alcaldesa los que han sido contratados para pasar a formar parte del equipo del Ayuntamiento de Barcelona.

Uno de sus últimos fichajes estrella ha sido Carlos Macías, exportavoz de la PAH, que ahora es jefe de departamento de la Dirección de Alcaldía. Pero hay varios exmiembros de la PAH que trabajan en el Consistorio desde el inicio de mandato, como Sílvia González (jefa de comunicación de Alcaldía) o la concejala de participación que está liderando la multiconsulta, Gala Pin.

Además, también hay miembros de la entidad madre (Observatori DESC) como Águeda Bañón (directora de comunicación), Jaume Asens (actual tercer teniente de alcalde) o Vanesa Valiño (exdirectora del DESC y actual asesora de Vivienda y pareja del primer teniente de alcalde Gerardo Pisarello, que también había formado parte de esta organización).

Sin olvidar, como ya hemos adelantado, a Eloi Badia, actual concejal de Presidencia, Agua y Energía, que durante varios años fue el portavoz de Ingeniería sin Fronteras. También encontramos en el Ayuntamiento a Tatiana Guerrero (actual jefa de dirección de alcaldía, y pareja de Badia a quien conoció en la APE), así como la cuarta teniente de alcaldía, Janet Sanz.

Finalmente, procedentes de la FAVB han sido contrtados en el equipo de Colau: Mercedes Vidal (actual concejala de movilidad), Jordi Bonet (que fue presidente de esta federación y ahora ocupa el cargo de asesor de alcaldía) y Marc Andreu (actual técnico de distrito). Pero también el teniente de alcalde Jaume Asens, que estuvo vinculado a la FAVB antes de entrar en el Ayuntamiento de Barcelona.

El PSC acusa a Colau de "allanar el camino para sus entidades amigas"

Tras conocerse estas informaciones, la portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Carmen Andrés, ha acusado al Gobierno de Ada Colau de "allanar el camino para sus entidades amigas".

"Colau hace como alcaldesa lo que criticaba como activista: para los amigos, vía directa, ni concurso público ni convocatoria de subvenciones ni transparencia", ha asegurado Andrés.

La socialista ha acusado al gobierno de "allanar el camino a sus entidades amigas vía convenio y con subida de las ayudas", mientras "congela partidas para subvenciones y obliga al movimiento asociativo a presentarse a convocatorias para obtenerlas, en algunos casos por 300 euros al año". Además, ha cargado de forma muy dura contra la alcaldesa al asegurar que llegó a la alcaldía "proclamando el cambio y el único cambio que ha habido ha sido de amigos".