María Dolores de Cospedal presidente el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha. María Dolores de Cospedal presidente el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.



Son dos formas de entender la política; dos modelos ideológicos que nada tienen que ver entre sí,  a pesar de que muchos se empeñen en equiparar al PSOE con el PP, que lejos de esa interesada aproximación quedan diferenciados, por ejemplo, en las formas en que el Gobierno de Castilla-La Macha, presidido por María Dolores Cospedal, y el andaluz, bajo las riendas de la socialista Susana Díaz, tratan el grave problema de las familias que al quedar en paro no pueden hacer frente al pago de la hipoteca o del alquiler de sus casas. Mientras que el Ejecutivo Cospedal persigue y potencia el desahucio de estas personas, la Junta andaluza de Díaz vela, ayuda y protege a todos aquellos que los bancos pretenden desahuciar y desalojar de sus residencias, y eso que el Gobierno de Mariano Rajoy recurrió la Ley andaluza antidesahucios y que el Tribunal Constitucional paralizó. Sin embargo, no pudo parar ni detener la intención del Gobierno bipartido del PSOE e IU de estar con los más necesitados.

Cartas amenazantes
Decimos todo esto porque ELPLURAL.COM ha tenido acceso a las cartas que el Gobierno de Cospedal ha enviado a 200 familias que no pueden pagar el alquiler de las viviendas propiedad de la Administración autonómica, en las que les amenaza con una orden de desahucio en un mes si no hacen frente a la deuda contraída (ver documento). En este sentido, la portavoz del PSOE castellano-manchego, Cristina Maestre, señala que este es “el rostro más inhumano de un Gobierno que lleva más de dos años demostrando que es un Gobierno insensible con los ciudadanos y, sobre todo, con quienes peor lo están pasando en esta crisis”. Actitud que choca, y de qué forma, con el trabajo desarrollado por la Junta de Andalucía que en lo que va de año ha paralizado miles de desahucios.

Los más pobres de la región
Y es que, como muy bien concreta Maestre, es difícil entender la posición “inhumana” de Cospedal cuando se trata de analizar la situación de estas familias, “de las más pobres de la región, que viven en situaciones casi de extrema necesidad, y que si no están pagando su alquiler es porque han perdido el empleo y, en muchos casos, ya no ingresan ni un solo euro”, añade la portavoz socialista.

El Gobierno del PP les reclama la deuda
Pero no solo el Gobierno de Cospedal amenaza con desahuciar a los morosos, “si la deuda no es saldada inmediatamente se promoverá un procedimiento dirigido a la extinción del actual contrato de arrendamiento y su (alzamiento) lanzamiento ”, dicen las cartas, sino que los afectados reciben también en sus domicilios un recordatorio en el que se les informa que por el hecho de ser desalojados no implica la extinción de la deuda: “Este requerimiento interrumpe legalmente conforme al Código Civil español la prescripción de la deuda, por lo que la cantidad debida a la Junta de Comunidades no se cancelará ni extinguirá en el caso de que finalmente la Administración recuperara su vivienda arrendada”, recoge la citado escrito.

“Cospedal miente”
Ante estas incontestable pruebas, que destapan una vez más los incumplimientos de la presidenta de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre critica que Cospedal “haya vuelto a mentir y no haya paralizado estos desahucios, como dijo que haría”, concluye, “más bien al contrario, parece que está aplicando aquella máxima que encerraba una frase que ella dijo hace unos meses y que causó tanta polémica cuando se supo que en una reunión interna del PP aseguró que “alguien del PP deja antes de comer que de pagar la hipoteca”.