El 23 de septiembre de 2008, la Asamblea de Madrid celebró Sesión Plenaria. En el orden del día, designar a los candidatos que la cámara regional propondría al Senado para Magistrados del Tribunal Constitucional. Como se sabe, las cámaras regionales, conforme a la ley, proponen los nombres de candidatos entre los magistrados que consideran oportunos para que a su vez, el Senado, la cámara territorial, vote y elija entre quienes le sean propuestos.

Un juez 'contaminado'
El PP, como se ha contado en muchas ocasiones, estaba en este momento proponiendo el nombre de Enrique López... Un empeño de 'los populares', encabezados por Federico Trillo, a pesar de que López, vocal entonces del Consejo General del Poder Judicial, como se demostró, no cumplía los requisitos de antigüedad en el CGPJ como para ascender al máximo Tribunal. La Asamblea de Madrid aprobó designar candidato para el Constitucional a Enrique López.



El hecho toma ahora, sin embargo, una especial relevancia. Y esto porque Enrique López, como venimos informándoles en ELPLURAL.COM, es uno de los tres magistrados de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, designados para ver la causa del primer sumario de la trama Gürtel, el que recoge los hechos producidos entre 1999 y 2005.

La relevancia del caso está en que entre quienes votaron en aquella sesión de septiembre de 2008 a favor de la candidatura de López para el Constitucional estaban cuatro diputados del PP ahora implicados como acusados en diferentes grados, en la trama Gürtel, sobre la que él tendría que juzgar.

López tendría que juzgar a dos de quienes votaron por él para el Constitucional
En concreto nos referimos, lo más grave en este instante, a dos procesados por el juez Pablo Ruz en ese mismo sumario, Alberto López Viejo y Carlos Clemente Aguado. López Viejo, además de diputado regional, fue consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid y miembro del Comité Ejecutivo y la Junta Directiva Regional 'popular'. Por su parte, Clemente Aguado, viejo asesor del exministro de Justicia, José María Michavila (con el que siguió relacionado en los años posteriores en sus diferentes negocios y actividades, como las de representación de los cantantes Shakira y Alejandro Sanz), y hombre de total confianza de Esperanza Aguirre, había sido viceconsejero de Inmigración del Gobierno madrileño.

Enrique López, de acuerdo al artículo 219 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, parecería 'contaminado' por esta situación, ya que se daría el hecho conflictivo en muchos aspectos de que tuviera que juzgar a quienes le apoyaron para ser designado miembro del Constitucional. Su imparcialidad podría ponerse, con razón, en duda.

Dos imputados que podría juzgar López en el futuro
Pero es que además, entre quienes votaron en su favor están otros dos diputados regionales, Alfonso Bosch Tejedor y Benjamín Martín Vasco. Ambos, en este momento, imputados en la instrucción aún pendiente de la trama Gürtel, por los casos de Boadilla del Monte y de Arganda. Otro asunto que, cuando en breves fechas, el juez José de la Mata cierre y envíe a la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, podría acabar siendo también juzgado por Enrique López, lo que crearía de nuevo una situación de conflicto y que podría llevar a su impugnación.