"¿Quién le puso en conocimiento de esa reunión?", preguntó el juez Ruz a María Dolores de Cospedal, el pasado 14 de agosto en la Audiencia Nacional, sobre la reunión que mantuvo Mariano Rajoy con Bárcenas en 2010 para hablar sobre la continuidad del extesorero en el partido tras su implicación en el caso Gürtel. La secretaria general del PP respondió que "el presidente". Ya se habían filtrado detalles de esa declaración y hoy El País, que ha tenido acceso a la transcripción de la misma, lo confirma. Del texto se deduce, por otra parte, que la número dos de los populares cayó en algunas contradicciones.

 "Bastante tiempo después"
"Yo tuve conocimiento tiempo después, pero bastante tiempo después. No sé si me atrevería decir que por lo menos ocho meses o así pero, tiempo después", afirmó Cospedal ante el juez que instruye el caso Gürtel y la pieza separada del caso Bárcenas, que investiga la presunta contabilidad B del PP, los sobresueldos en negro a altos cargos populares y la supuesta financiación irregular.

¿Cuál fue el objeto de la reunión?
A la pregunta del juez sobre cuál fue el objeto de la reunión mantenida por el presidente del PP y Bárcenas en su despacho de la calle Génova, a la que también asistió Javier Arenas y la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, la secretaria general del PP contestó que se trataron “las condiciones de salida y de dejar su puesto de tesorero”, pero añadió que ella no conocía "exactamente" cuáles eran esas condiciones.  "Ni estuve en esa reunión ni tuve ninguna relación con él”, se desmarcó.

Las contradicciones de Cospedal
Sin embargo, la secretaria general del PP incurrió en una posible contradicción al reconocer que tuvo que tener conocimiento antes de  las condiciones que se pactaron en la citada reunión, como el pago de la defensa al extesorero por parte del PP, dado que Cospedal fue entre julio de 2009 y marzo de 2010 tesorera del partido tras la salida de Bárcenas y por tanto era la responsable de autorizar los pagos. Al respecto,  señaló que esa fue la única condición que le reveló Rajoy.

La número dos del PP negó que la reunión mantenida en Génova fuera "para terminar una relación laboral" porque la relación laboral con Bárcenas "había terminado". Pero tuvo que admitir que el extesorero estuvo en nómina "hasta diciembre de 2012 o enero de 2013", aunque ese salario  "no respondía a una actividad en el partido porque tenían otro origen y otro concepto".

Los 200.000 euros para el PP de Castilla-La Mancha
La dirigente popular  también respondió al juez sobre la acusación que pesa sobre ella por la presunta donación de 200.000 euros de la empresa Sacyr al PP de Castilla-La Mancha, que tuvo como  supuesta contraprestación -según la versión de Bárcenas- de la adjudicación de la recogida de basuras de Toledo. "¿No le solicitó usted al señor Bárcenas que por parte de la empresa Sacyr se le recibiera para interesar una donación a favor del partido?”, preguntó Ruz. “Jamás, no. A mí no me hacía falta que el señor Bárcenas me pusiera en contacto con una persona a la que yo ya conocía”, aseguró la número dos del PP. “¿No lo reconoce de ninguna manera?”, volvió a inquirirle Ruz. "No, no, de ninguna manera. Es que es todo falso”, negó otra vez Cospedal.