¿Postureo yo? Esto es lo que han debido de pensar en Ciudadanos después de haber sido acusados de querer buscar titulares y protagonismo sumándose a última hora al 8M en defensa de la igualdad y de la mujer.

Ayer, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, se pudo ver a figuras del partido naranja colgándose en la solapa el lazo morado y participando en actos y manifestaciones por el 8M, un cambio radical de postura pues en, un principio, no apoyaban la huelga. De hecho, Begoña Villacís y Patricia Reyes fueron a la manifestación de Madrid y allí fueron recibidas con abucheos y acusaciones de postureo. Es decir, de hacer algo por sacar beneficio aunque no se sienta realmente.

Pues Ciudadanos ha terminado de completar su giro. De no apoyar la huelga, a colgarse el lazo morado, a exigir medidas en los presupuestos para acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres. Su primera medida, que se impida la financiación pública, vía presupuestos, a los colegios en los que se segrega por sexo.

Con esta medida, el PP se queda sólo. Es la única formación que apoyaría que los colegios en los que se separa a niños y niñas para estudiar puedan ser concertados. Hay que recordar que con la llegada al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se prohibió por ley la financiación pública a la educación segregada. Una medida que el PP de Mariano Rajoy eliminó al llegar a La Moncloa.

Del postureo a la política

Y es que, parece que Ciudadanos se ha puesto manos a la obra y Alber Rivera cree que ahora "toca hacer política" y "poner la guinda" a esa movilización, que también debería traer modificaciones legislativas.

¿Cuáles? Rivera ha hecho hincapié en que sería "muy bueno" que los próximos Presupuestos Generales del Estado incluyeran las propuestas de C's sobre los permisos de paternidad y el apoyo a la educación infantil y espera que el Gobierno incorpore esas exigencias. "En los presupuestos se va a ver si nos tomamos en serio la causa feminista y la lucha por la conciliación y contra la brecha salarial", ha dicho Rivera.

Así, ha emplazado al PSOE y a Podemos a que no impidan estas medidas bloqueando los presupuestos y a que contribuyan a que estas causas transversales tengan traducción presupuestaria: "Si el PSOE o Podemos bloquean los presupuestos, estarían bloqueando más permisos de paternidad y más ayuda para la educación infantil y la conciliación. Yo creo que sería un error".

En concreto, C's pide obligar por ley a igualar los permisos de paternidad y maternidad, y en los presupuestos se debería incluir ya dotación para una semana más de permiso de paternidad como contemplaba el acuerdo de investidura firmado por el PP, que debería incrementarse cada año.

Da la bienvenida a Rajoy al lazo morado

Pero si el cambio de postura de Ciudadanos con respecto al 8M ha sido llamativo, lo fue aun más el de Mariano Rajoy, desmintiendo a sus ministras, como Tejerina y otras figuras claves del partido como Cristina Cifuentes.

Según dijo, no se reconcomía en una huelga a la japonesa como dijeron ambas. Y eso sólo fue el principio. Su postura fue evolucionando hasta acabar colgándose también el lazo morado.

Aunque Ciudadanos también ha recorrido un camino similar, Rivera se ha tomado la licencia de reprocharle al Gobierno que minimice la desigualdad y "los problemas que tienen hoy todavía las mujeres", y ha calificado como un "éxito" la "manifestación histórica" que tuvo lugar en Madrid por una "causa justa y transversal" y en la que también estuvo Cs, ha recordado.

La brecha salarial, la conciliación, la discriminación o la violencia machista son algunos de los problemas que, según ha considerado Rivera en declaraciones en el Congreso, puede haber minimizado el Ejecutivo. "Creo que el Gobierno en algún momento se puede haber equivocado minimizando lo que sucede, pero en todo caso cuantos más seamos mejor. Bienvenido, ya sea a última hora o en cualquier momento porque eso es bueno", ha dicho el presidente de Ciudadanos.