El juez Baltasar Garzón, presidente de la Fundación Internacional que lleva su nombre (FIBGAR) ha hecho  público un comunicado expresando su rechazo a las declaraciones realizadas en el programa La Noche de TVE por parte del ex presidente argentino Eduardo Duhalde en las que manifestó su “absoluto desprecio al hecho de que la Justicia argentina investigue crímenes de lesa humanidad cometidos durante el franquismo”. Para Garzón, “esta postura supone una actitud de extrema falta de respeto hacia millares de personas  y sus familiares, víctimas de la dictadura de Francisco Franco”.

“Con la afirmación que hizo de que 'los países tienen que resolver sus problemas. Tenemos demasiados problemas en la Argentina para ocuparnos de los problemas del franquismo”, desprecia, además, el papel que su país está desarrollando de forma valiente y solidaria aplicando la Jurisdicción Universal y amparando a aquellas víctimas que no tienen respuesta por parte de su propio Gobierno', añade el presidente de FIBGAR.

Celebró el fin de la justicia universal
Recuerda que “Duharte celebró que en España no se investiguen los crímenes contra la humanidad”. Se refería a las palabras del exmandatario, quien dijo en televisión: “Recientemente se ha resuelto en España no empezar a investigar lo que pasa en otro país”, dijo Duhalde, añadiendo: “¿Le parece que tiene pocos problemas España para ponerse a analizar los problemas de la Argentina o de Perú o de Ecuador?”

“Defensor de la impunidad”
Para Garzón, “mediante estas palabras,  Eduardo Duhalde se revela como un defensor de la impunidad. Argentina ha abierto una puerta para que las víctimas de aquellos crímenes de lesa humanidad consigan la verdad, la justicia y la reparación, que son obligaciones de todo Estado hacia sus administrados y que en la democracia española no se acatan”.

Argentina, un baluarte
“El país al que tan mal representa el señor Duhalde se ha convertido en un baluarte de la justicia universal acogiendo a esas mismas víctimas que no consiguen hacerse oír por el Gobierno español ni por los jueces que deberían darles su amparo”, prosigue en su comunicado.

“La negación para ocultar hechos terribles”
Afirma el juez que “frente a esos crímenes que avergüenzan a la humanidad, las palabras de Duhalde recuerdan el discurso de aquellos defensores de regímenes totalitarios que utilizaban la negación para ocultar hechos terribles”.

“Palabras próximas a la derecha extrema”
“Son palabras próximas a la derecha más extrema que conducen  inevitablemente a la pregunta de cuál habrá sido su propio papel cuando ostentó la Presidencia de la Nación. Sin duda no fue su contribución la que llevó a que Argentina fuera capaz de resolver su terrible historia interna y se convirtiera en referente hoy de los Derechos Humanos”, concluye Garzón.