Este martes día 24 se procederá a la disolución de Cortes y será el pistoletazo de salida para de cara a las elecciones del 10N. Los partidos ya trabajan a pleno rendimiento y engrasan la maquinaria electoral. Además del discurso, las formaciones perfilan sus listas electorales y podría haber más de una sorpresa. Para empezar, el Partido Popular insiste en aglutinar a Ciudadanos y Vox en una misma marca, España Suma, y Cayetana Álvarez de Toledo ha avanzado que cedería su puesto de cabeza de lista a Inés Arrimadas si esto sucediera.

En una entrevista en El Mundo, la portavoz parlamentaria del Partido Popular ha defendido que España suma es la “fórmula noble, generosa y eficaz” para defender el constitucionalismo. En este sentido, ha asegurado que “renuncio a encabezar la lista de Barcelona en favor de Inés Arrimadas, en aras de España Suma. Renuncio a mi escaño de número uno y si tengo que renunciar a todos -el uno, el dos, el tres o el cuatro-, lo haré”.

Pero Arrimadas no ha sido la única a quien ha tendido la maneo. A la pregunta de si le gustaría que Rosa Díez, exlíder de UPyD, fuera candidata de España Suma o del PP, Álvarez de Toledo ha respondido con otra pregunta: “¿Por qué circunscribirlo al País Vasco?”.

Me encantaría que ella y tantas otras personas de esa órbita constitucionalista se sumaran al PP o a España Suma. Mucha gente se está acercando discretamente, viendo que el PP es abierto y está dispuesto a pactar. Se acabó la etiqueta de todos contra el PP”, ha añadido.

Sin embargo, a juicio de Álvarez de Toledo, España Suma no podrá concretarse ya que Rivera “sigue pensando en que el futuro de Ciudadanos pasa por el sorpasso al PP”, lo que califica de “camino cegado que no va a ninguna parte”.

Diez se acerca

La exlíder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) participó un día después de la Diada en Cataluña en unas jornadas organizadas por el PP en el Congreso bajo el título 'Españoles en defensa de lo común'.

El objetivo de las jornadas, según explicó Álvarez de Toledo, era "buscar insistentemente la suma y lo común", pero también "dejar claro que no va a haber ni un incumplimiento de la ley sin castigar, porque la ley es fuente de libertad, de seguridad jurídica y de vivir en paz".

"En un momento marcado por la segregación, la diferenciación y el enfrentamiento es imprescindible la búsqueda de lo común”, sentenció.