Esperanza Aguirre ha reaccionado virulentamente tras la publicación del dineral que ganó en 2013, el único de los últimos 30 años en los que trabajó en la empresa privada, concretamente para una empresa catalana de 'caza talentos'. La cantidad que le pagó 'Seelinger & Conde' ascendió a 369.000 euros (más de 61 millones de las antiguas pesetas) según ha publicado Infolibre, cuyo director lo adelantó ayer en el programa El Intermedio de la Sexta. La candidata del PP se presentó esta mañana en la Fiscalía para denunciar la filtración.

Delito de Descubrimiento
La candidata del PP a la alcaldía de Madrid sostiene en su denuncia que se ha vulnerado el artículo 197 del Código Penal por un presunto delito de "descubrimiento y revelación de secretos", por lo que solicita a la Fiscalía General del Estado que se realice una investigación en la Agencia Tributaria para determinar quién y en qué momento se accedió a sus datos, para "garantizar que nos e produzcan conductas como las descritas" y que "sus datos tributarios no vayan a ser objeto de una utilización irregular". Por tanto la denuncia no es contra el medio de comunicación, sino contra la Agencia Tributaria.

Rajoy y Montoro la llaman para solidarizarse
Ha sido la propia Aguirre la que, tras un acto electoral en el distrito de Usera, desveló a los periodistas que a primera hora de esta mañana recibió la llamada del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. No dio más detalles, pero las llamadas de por sí reflejan ya un comportamiento cuestionable, al menos por parte del Ministro de Hacienda, dado que cabe preguntarse por qué el ministro no ha llamado a otros políticos como Juan Carlos Monedero,  o a personajes televisivos como el Gran Wyoming cuando se filtraron sus declaraciones de renta o datos sobre su patrimonio.