No es la primera vez que lo hace. Es de hecho una de sus especialidades. Nunca supo nada de Gürtel en Madrid, aunque consejeros y alcaldes de su máxima confianza han sido imputados. Nunca supo nada de la Púnica, aunque su 'ojo derecho', Francisco Granados está en la cárcel por ello... Ahora tampoco sabe nada del escándalo que se ha estado desvelando en torno a la empresa pública Madrid Network.

"No tengo ni idea"
Una sociedad que, según ha publicado el diario El País, pagó cinco millones de euros a asesores externos y lobbis, muy especialmente a la antigua empresa del ministro Montoro, Equipo Económico, y que también desvió nueve millones de euros para empresas del exconsejero madrileño Manuel Lamela, o de Ildefonso de Miguel, exgerente del Canal de Isabel II, la empresa pública de aguas de Madrid.



Madrid Network es una empresa que creó la Comunidad de Madrid, ya con Aguirre de presidenta, para fomentar la innovación tecnológica. Una empresa participada y financiada con dinero público, cuyo presidente nombra el Gobierno autonómico. Aún así, cuando le preguntaron a Aguirre por los contratos que han provocado el escándalo, como siempre que sucede en estos casos, la expresidenta madrileña puso cara de póker antes de decir que "no tengo ni idea", y rematar a los periodistas, "pregunten a la Comunidad de Madrid o pregúntele al señor Beteta, que era el presidente".

García de Sola, un pariente al fondo
Se refiere Aguirre a Antonio Beteta, número dos actualmente de Cristóbal Montoro. Pero curiosamente olvidaba que cuando se repartió buena parte de esas 'ayudas' quien presidía Madrid Network no era Beteta, sino otra persona, Aurelio García de Sola Arriaga. Cuando se lo recordaron y le preguntaron quién había nombrado a García de Sola repitió la misma disculpa de la ignorancia sobre el asunto: "no tengo ni idea", dijo.

A pesar de los antecedentes que hemos apuntado y otros similares, esta vez el desconocimiento de Esperanza Aguirre resulta aún más sorprendente. Y es que García de Sola es pariente de su propio marido, Fernando Ramírez de Haro, conde de Bornos.

Un decenio a la sombra de Aguirre
Quizás ella no sepa quién nombró a Aurelio García de Sola, pero no hay más que ver el perfil de éste en Linkedin, para comprobar que desde octubre de 2005 su carrera profesional ha estado muy ligada a Esperanza Aguirre. O si se prefiere, al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Primero, García de Sola fue director general de una empresa pública clave, el Insituto Madrileño de Desarrollo (IMADE), al frente del que se mantuvo durante cinco años largos. Un periodo que le llevó después a la presidencia de Madrid Network, al parecer en un nombramiento al que Esperanza Aguirre, a pesar de su relación, dice haber sido completamente ajena.

Aún resulta más difícil aceptar la 'no relación' de la expresidenta con el nombramiento de García de Sola al frente de Madrid Network si se tiene en cuenta otro hecho. La salida de García de Sola de la empresa se produce justo cuando Aguirre deja la presidencia de Madrid. Aguirre salió de su cargo el 26 de septiembre de 2012. García Sola dejó el suyo en octubre de 2012 ¿Casualidades?