Los salvajes recortes llevados a cabo en sanidad por la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, han provocado que en siete meses se hayan derrumbado varios techos de hasta tres hospitales de la región. El primero en desplomarse, en el centro de Puertollano (Ciudad Real), causó heridas leves a los dos enfermos ingresados en la  habitación 231. Eso fue en agosto de 2014. El pasado 28 de febrero, el techo de la octava planta del Hospital Universitario de Guadalajara se venía abajo y los trabajadores de mantenimiento señalaban a la gerencia por reducir de forma peligrosa la plantilla del sector. Ayer, martes, 17, el pánico se volvió a apoderar de los pacientes y profesionales, en este caso en la unidad de preingreso del hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde el falso techo se venía abajo, pero “milagrosamente no había ningún enfermo en esos momentos, y eso que las urgencias las tenemos siempre saturadas”, concreta un enfermero a ELPLURAL.COM, que también responsabiliza al Gobierno del PP de estos lamentables sucesos, que aunque todavía no han provocado daños personajes, el miedo “lo tenemos metido en el cuerpo”, asegura.

“La sanidad salta por los techos”
La historia se repite y la indignación de los socialistas se hace cada día más patente. De ahí que el secretario general y candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, haya lamentado que “los cuatro años de destrozos y desmantelamiento” llevados a cabo por el Gobierno de Cospedal estén provocando que la sanidad pública de la región “esté saltando por los techos”. Hecho que calificaba de muy grave pero que, por desgracia, no ha sido un suceso aislado. “Lo más triste de este tipo de cosas (derrumbes de techos de hospitales y despidos como ejemplo del desmantelamiento de los servicios públicos esenciales) es que han ocurrido no solo después de que Cospedal prometiera que no iba a traspasar las líneas rojas de sus recortes en la sanidad o la educación, sino “después de ver cómo vamos a terminar la legislatura con 6.000 millones de euros más de deuda pública”, para seguidamente añadir, “con Cospedal hemos acumulado más deuda pública en tres años que en los treinta anteriores de la historia” de Castilla-La Mancha.

Prisas de Cospedal por hacerse la foto en Toledo
Sea como sea, el caso es que la sanidad se cae a trozos en Castilla-La Mancha. Los profesionales denuncian la situación, fruto de la paralización de las obras y de todos los proyectos de construcción por parte de Cospedal, que nada más llegar a la presidencia regional decidió suspender contratos, ya en ejecución y abandonar hospitales a medio construir, como es el caso de Toledo y Guadalajara. Hechos probados que llevan a Page a reprochar también al Gobierno del PP su populismo, electoralismo y demagogia, “queriendo hacerse una foto a toda prisa porque llegan las elecciones con las obras del futuro Hospital de Toledo cuando lo paró Cospedal nada más llegar y así ha estado cuatro años”.

…Y otra en Guadalajara de 5 millones
Foto electoral que la también secretaria general del PP quiere repetir en Guadalajara donde, según los socialistas, Cospedal tiene intención de anunciar estos días una inversión en el centro guadalajareño, aunque eso no implicará la reanudación de las obras de construcción de nuevo centro sanitario, paralizadas durante cuatro años, según el líder local del PSOE, Rafael Esteban, para quien el único objetivo de Cospedal con esta maniobra es conseguir una “foto electoral”. Esteban dice que la presidenta se limitará a anunciar la ampliación de plazas de aparcamiento y el servicio de urgencias, con una inversión aproximada de cinco millones de euros. “Nada que ver con la continuación del proyecto de construcción del nuevo hospital, que prevé aumentar el número de camas de las 410 actuales a cerca de 800, y duplicar tanto el número de quirófanos como los espacios de consulta”, concreta.

Desplome de techos educativos
Pero los recortes también han hecho mella en el sector educativo, donde, además de cerrar un centenar de colegios, retirar la gratuidad de los libros, cancelar las ayudas a los comedores escolares, despedir a 10.000 docentes…los techos de los institutos también se desploman, como sucedió hace unos días en un aula del IES  “Arenales del Tajo” de la localidad toledana de Cebolla, un centro que no es la primera vez que protagoniza un suceso parecido, aunque, eso sí, por ahora afortunadamente  los techos se desploman de madrugada y cuando los alumnos no están en el instituto.