Política
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, abriendo una puerta. EFE/Archivo
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, abriendo una puerta.

Cifuentes aparecía en la lista de 'morosos' de la Comunidad que ahora preside

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido señalada en varias ocasiones por falta de transparencia

1K
Vie, 15 Sep 2017

EFE/Archivo

Desde que Cristina Cifuentes llegara a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, tanto para hacerse con las riendas del PP de Madrid como para llegar a la Presidencia tras pasar por las urnas, se presentó a sí misma como la máxima perseguidora de la corrupción, dentro y fuera de su partido. Pero también como la persona que llevaría la transparencia al PP madrileño, que daría luz a las partes oscuras y levantaría los secretos.

Así se presentó Cifuentes pero, según pasa el tiempo y su mandato, ya han sido varias veces las que su nombre ha sido vinculado a falta de transparencia o a medias verdades. La última, su presencia en la lista de morosos de la Comunidad que ahora preside.

En 2010, Cifuentes era diputada de la Asamblea de Madrid. Pues bien, si acudimos al Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 20 de octubre de ese año, descubriremos que Cristina Cifuentes Cuencas aparece en la lista de morosos

Concretamente, se le notificó una incidencia del tipo “AA”, una “providencia de apremio y diligencia de acumulación”. En otras palabras, la Comunidad de Madrid (CAM) estaría exigiéndole a la popular el pago de una o varias deudas acumuladas.

ELPLURAL.COM se ha puesto en contacto con los responsables de comunicación de Cifuentes que han alegado desconocer la existencia de estas deudas o que el nombre de la presidenta de la Comunidad haya aparecido alguna vez en esta lista. De ser así, alegan que sería un tema menor recordando Cifuentes no tiene una casa en propiedad.

Cinco años después, 25 de junio de 2015, Cifuentes se convierte en presidenta de la misma Comunidad de la que era morosa. Sustituyó a Ignacio González, ahora imputado en el Caso Lezo.

Además, este cambio de estatus vino acompañado de una sustancial subida de sueldo que le habría permitido hacerse cargo de sus deudas. Como delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cifuentes cobraba 89.839,34 euros al año. Ahora, al estar al frente de la CAM, su sueldo se ha incrementado hasta los 107.316,24 euros; una cantidad que incluye los trienios que cobra al ser funcionaria.

Falta de transparencia

En mayo de este año, ELPLURAL.COM contó en exclusiva como Cifuentes aseguró que en sus cuentas no figuraban más de 900 euros cuando en su última declaración aparecía que disponía de unos 27.000. Un ejemplo más de falta de tranaparencia.

Por aquel entonces, la UCO pidió la imputación de Cristina Cifuentes por prevaricación y cohecho al haber, supuestamente, favorecido la adjudicación de los servicios de la Cafetería de la Asamblea de Madrid al Grupo Cantoblanco de Arturo Fernández.

Poco después, el juez Eloy Velasco rechazó su imputación, pero en su defensa la popular dijo: "Yo creo que si tengo en estos estos momentos en mi cuenta corriente 900 euros pues ya es mucho".

Tal y como publicó este diario, en mayo de este año, Cifuentes no había hecho pública su declaración de actividades, bienes y rentas que todo cargo público está obligado a presentar para cumplir los principios de transparencia. Sólo constaba la de 2015 y, en ella, se podía ver como tenía una cuenta corriente con exactamente 26.392,05 euros.

Además, sus dos últimas declaraciones de rentas y bienes habían desaparecido del espacio de la Presidencia dentro de la página Web de la Comunidad de Madrid tal y como demuestra este pantallazo. 

Las dos últimas declaraciones de la Renta de Cifuentes, borradas de la web de Presidencia.

Poco después de publicar esa información, los enlaces volvieron a estar activos y las declaraciones de la renta y bienes de la presidenta madrileña se podían consultar a través de la web de Presidencia. De hecho, los enlaces ahora figuran en portada y se pueden descargar de nuevo los documentos, así como su Declaración de la Renta de 2016.

 

Natalia Castro es redactora de El Plural