"Inclusión" es una de las palabras que deben marcar la nueva era de la industria del cine. Lo decía Frances McDormand en el mejor discurso de la noche, en el que pidió a todas las mujeres nominadas que se levantaran y a los productores que las convoquen a sus despachos para darles papeles. Todo esto lo hacía McDormand al recoger el Oscar a la Mejor Actriz Protagonista por Tres anuncios en las afueras, la segunda estatuilla que se lleva esta actriz en su carrera, tras la que recibió por Fargo.

E inclusivos también han querido ser los Oscar en su 90 aniversario. 'Inclusión' es también la palabra que mejor define la tónica de la noche. El galardón a la Mejor Película, que de nuevo han entregado Faye Dunaway y Warren Beatty (esta vez sin sobresaltos), ha ido a parar a La forma del agua, el primer filme de género fantástico en premiarse en esta categoría en la historia de estos galardones, y éste habla de lo que implica ser distinto en la sociedad, señalando la discriminación por raza, género, estrato social u orientación sexual. Guillermo del Toro, su director, se ha hecho también con el Oscar al Mejor Director, consagrándose como el tercer mexicano en recibirlo, tras Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu. Emma Stone fue la encargada de entregárselo, y la Academia de Hollywood se saltaba así el protocolo habitual, por el que la Mejor Actriz del año anterior entrega el Oscar al Mejor Actor de el año presente y viceversa; la intención era que no se notara la ausencia de Cassey Affleck a raíz de las acusaciones por acoso que penden sobre él.

México como protagonista

El cine "borra las líneas que nos separan", expresaba Del Toro al recoger su primer galardón de la ceremonia. México y, sobre todo, los dreamers habían acaparado ya bastante protagonismo antes de que el director subiera al escenario. Trump todavía no ha respondido al respecto en su cuenta de Twitter. Los actores Lupita Nyong'o y Kumail Nanjiani ya habían reivindicado al colectivo en una divertida intervención; Coco se hacía con los premios a la Mejor Película de Animación y Mejor Canción, que interpretaron Gael García Bernal, Natalia Lafourcade y el cantante Miguel montando una auténtica fiesta mexicana en escena; la interpretación de la canción de Marshall también fue emocionante e inclusiva, incorporando a la performance a inmigrantes hispanohablantes como el chef español José Andrés; y Una Mujer Fantástica le granjeaba el primer Oscar a Chile como Mejor Película Extranjera.

Un Jimmy Kimmel menos incisivo

Inclusivo y equilibrado había sido ya el discurso inicial del presentador, Jimmy Kimmel, que en general condujo la gala de manera divertida y oportuna, aunque con bastante menos garra que el año pasado. No tardo ni un minuto en mencionar el escándalo Harvey Weinstein, destacó el éxito de Black Panther y el bajo porcentaje de películas dirigidas por mujeres (solo el 11% del total). Lanzó dardos a Trump, a Putin (con ocasión del Oscar al Mejor Documental, que recayó en Icarus, cinta que trata los casos de dopaje en Rusia), y a su querido Matt Damon. De nuevo rindió un tributo al público llevando, por sorpresa, a los actores más populares entre los millenials a la proyección de un cine cercano al Dolby Theatre, y prometió una moto acuática al discurso más largo.

El MeToo, también presente

Más tarde se ofrecería el primer discurso de agradecimiento en lengua de signos en la historia de los Oscar, al recoger el premio al Mejor Cortometraje de Ficción por The Silent Child. Las actrices Tiffany Haddish y Maya Rudolph bromearían sobre los avances en la causa racial. Salma Hayek, Annabell Sciorra y Ashley Judd aportaría el momento TimesUp. Y Jordan Peele se haría, contra todo pronóstico, con el Oscar al Mejor Guion Original por Déjame salir, una caricatura del progresismo de izquierdas en su relación con los negros, que ha causado sensación entre el público de Estados Unidos.

Fue uno de los pocos campanazos en un palmarés que cumplió bastante las quinielas, quizá reduciendo el número de Oscars esperados para La forma del agua, que finalmente se llevó solo cuatro (cosa poco habitual cuando una película suma Mejor Director y Mejor Película), en beneficio de Dunkerque, de Christopher Nolan, que se fue a casa con tres estatuillas.

Mejor película

La forma del agua, de Guillermo del Toro

Mejor dirección

Guillermo del Toro, por La forma del agua

Mejor guion adaptado

James Ivory, por Call me by your name

Mejor guion original

Jordan Peele, Déjame salir

Mejor actriz protagonista

Frances McDormand, por Tres anuncios en las afueras

Mejor actor protagonista

Gary Oldman, por El instante más oscuro

Mejor actriz de reparto

Allison Janney por Yo, Tonya

Mejor actor de reparto

Sam Rockwell por Tres anuncios en las afueras

Mejor fotografía

Blade runner, 2049

Mejor maquillaje y peluquería

El instante más oscuro

Mejor diseño de vestuario

El hilo invisible

Mejor documental

Icarus, de Bryan Fogel

Mejor sonido

Dunkerque

Mejor mezcla de sonido

Dunkerque

Mejor Diseño de Producción

La forma del agua

Mejor Película Extranjera

Una mujer fantástica

Mejor cortometraje de animación

Querido baloncesto, de Glen Keane y Kobe Bryant

Mejor largometraje de animación

Coco, de lee Unkrich y Adrián Molina

Mejores efectos especiales

Blade runner, 2049

Mejor montaje

Dunkerque

Mejor corto documental

Heaven is a traffic jam on the 405

Mejor cortometraje de ficción

The silent child

Mejor banda sonora

Alexandre Desplat, por La forma del agua

Mejor canción

Remember me, de Kristen Anderson Lopez y Robert Lopez (Coco)