Parece que el plan de choque, anunciado por el nuevo Ayuntamiento de Madrid para septiembre, ya está en marcha pero los madrileños no han notado una mejoría en su ciudad, sigue descuidada, con jardines marchitos, con árboles recién plantados que se secan por falta de riego, con trastos viejos en las calles que nadie retira y que ciudadanos sin sentido cívico abandonaron y con muchas obras mal señalizadas y sucias.  

Se puede constatar estos días en la capital del reino, más abandonada que nunca, la suciedad como hecho real en casi todos los barrios. En la calle Zurbano -una de las diez calles más bellas de Europa, según el New York Times- se pueden ver en el tramo entre las calles Eduardo Dato y Caracas la existencia de diez árboles secos, recién plantados, cuatro en el entorno del Instituto Oftalmológico y alguno delante de un hotel de cinco estrellas.

En la calle Monte Esquinza



La OCU realiza, cada cuatro años, una evaluación de la limpieza en las ciudades españolas. Las dos primeras ciudades de la lista son Oviedo y Bilbao. Recientemente he estado en ésta última y pude constatar la belleza de sus calles resaltada por la limpieza y la buena señalización. Algo parecido pude constatar también en Valladolid en un reciente viaje, una ciudad que está arriba en la lista de ciudades limpias. El grado de satisfacción de los ciudadanos de estas ciudades ronda el 65 por ciento o más.



En Madrid, situada la penúltima de la lista, el nivel de satisfacción de los ciudadanos es del 36 por ciento. ¿Creen que esto se soluciona con un plan de choque en septiembre? ¿No hubiese sido un plan de choque después de tomar posesión, haciendo ver a los ciudadanos que sus intereses están por encima de todo? En una encuesta, realizada poco antes de las elecciones municipales, la primera preocupación de los madrileños era el paro y el segundo la limpieza de su ciudad. Está claro que los nuevos ediles no lo ven así, porque seguimos rodeados de suciedad, como se ve en alguna de las fotos: moto abandonada en la calle Eduardo Dato delante de un colegio, cartones en los suelos en la calle Monte Esquinza; no estoy hablando de barrios periféricos, sino de los más caros de Madrid y donde hace más de quince días que no se ve un barrendero.

Esta es la lista de la OCU de las ciudades españolas más limpias, Ah! Y no es una cuestión de dinero, la ciudad más limpia, Oviedo, gasta al año 52 euros por habitante; Madrid, segunda más sucia, gasta 78 euros, año por habitante.

JT