A mis amigos de Intereconomía

La verdad es que tenéis toda la razón con vuestras apreciaciones sobre el pueblo andaluz.