Aunque el día oficial asignado para el Black Friday es el viernes 23 de noviembre, esta semana todo huele a descuentos y ofertas. Nos invaden a mensajes, emails, publicidad exterior que nos incitan a quemar nuestra tarjeta de crédito. Si todavía eres uno de los que no ha caído en sus redes, enhorabuena, te felicito. Pero, ¿desde cuándo hemos caído en esta tradición que viene de Estados Unidos, como tantas otras?

Fue en el año 2012 cuando el Black Friday apareció por primera vez en España un evento en el que se interesaron alrededor de 77.370 personas, según cuentan desde el canal Historia. La edición de este año sería la sexta, una joranda en la que las tiendas físicas y online esperan conseguir uno de sus mejores cifras de ventas en todo el año. 

La estimación para este 2018 que hacen desde La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) es que las ventas online crecerán este Black Friday hasta un 10% en nuestro país. En concreto, la facturación durante este fin de semana de rebajas podría alcanzar los 1.560 millones de euros, lo que supondría en torno a un 4.3–4.5% del volumen total estimado del comercio electrónico en España para este año. ¿Cuántos invertiremos en el Black Friday? Cada español gastarán una media de 256 euros frente a los 233 euros del año pasado (según las estimaciones de Fintonic).