Una parte considerable de la actual revolución feminista que vivimos en nuestros días la tiene la píldora. Desde el momento en el que las mujeres pudieron tomar la decisión sobre la maternidad y actuar en consecuencia, dejaron de ser consideradas como meras gestadoras. Ahora se exige un nuevo avance.

Una píldora diaria

Se trata de que los hombres compartan la responsabilidad en la contraconcepción. Ya existe un método, ampliamente extendido, como es el preservativo. Pero todavía y por las razones más peregrinas, hay quienes se resisten a utilizarlo. Sin embargo, ahora se les acabarán las excusas. La organización Endrocrine Society ha anunciado que se están realizando importantes avances en la creación de una píldora contraceptiva para hombres. Estos resultados se presentaron en la última reunión de la sociedad celebrada hace unos días. El principio activo empleado es la dimendrolona undecanoato o mejor, DMAU. Esta píldora combina la acción de una hormona masculina como la testosterona con un progestágeno. Aunque este fármaco puede aplicarse en distintos formatos, parece que la ingesta de una pastilla diaria es la que mejores resultados clínicos está consiguiendo por encima de las cremas y los geles.

Efectos secundarios

Hasta ahora, los obstáculos al desarrollo de esta píldora se debían a la rapidez de eliminación de las hormonas que obligaba a tomar dos pastillas diarias y a los posibles efectos adversos. Sin embargo, la adición de undecanoato permite que la asimilación sea más lenta. Los ensayos han mostrado cómo los sujetos que tomaron esta píldora experimentaron bajadas en los niveles de hormonas relacionado con la producción de espermatozoides. Como efectos secundarios, todos los sujetos experimentaron un leve aumento de peso y una bajada del denominado colesterol bueno. Los científicos aseguran que ambos efectos no pueden considerarse graves. Y teniendo en cuenta las décadas que las mujeres llevan padeciendo los efectos secundarios de las píldoras…