Esta semana, Paco Arévalo sorprendía a propios y extraños con unas declaraciones en las que dejaba caer la posibilidad de presentarse a las elecciones municipales de Valencia -que se celebrarán el próximo 26 de mayo- y así honrar la memoria de Rita Barberá.

“Arévalo, ¿lo de presentarte a alcalde va en serio?”,  preguntamos desde ElPlural.com al castizo humorista. Su respuesta, no deja lugar a dudas: “¡Claro! Estaría encantado. ¿Por qué no ser alcalde de tu tierra?”.

Aunque Arevalo aún no ha cerrado su participación en ninguna lista electoral, tiene claro que nunca concurriría a las elecciones bajo las siglas de Podemos o del PSOE. “No puedo entender que Pedro Sánchez vaya a negociar los presupuestos con los que están en la cárcel. Si están en la cárcel es porque algo no han hecho bien. La constitución está para algo. Si todos hiciéramos igual que el presidente del Gobierno, mal iríamos”.

Descartado también Ciudadanos, Arévalo preferiría presentarse por Vox: “El PP tiene que remontar mucho. Están muy jorobados”, argumenta el humorista tras incidir en que próximamente coincidirá con el partido que lidera Santiago Abascal en un acto que se celebrará en Baleares a favor de los toros.

Aunque Arévalo reconocer que “para ser alcalde hace falta una preparación”, se muestra seguro de que en caso de hacerse con el bastón de mando de la Ciudad del Turia, él no desentonaría: “De verdad que no lo haría mal. Yo miraría mucha a Valencia y haría todo lo posible porque Valencia conservara lo que es Valencia y la valencianía”.

A falta de un programa político, Arévalo acepta pronunciarse sobre siete conceptos que sirven para conocer mejor sus intenciones políticas: España, fascismo, homosexualidad, exhumación, libertad de expresión, monarquía y política. Tras escucharle, él mismo resume su pensamiento político: “Soy un facha”.

Siete conceptos para definir a Arévalo

1. España:

“Todo lo que huela a tortilla de patatas, a bandera de España, a presumir de ser español… me gusta. Me siento muy español y me gustaría que la gente se sintiera española y no renegase de su tierra (…) Joder, hay que estar orgullosos: ¡En España hemos sido capaces de vender el sol de España, la playa, el clima, la paella, la tortilla, los toros…!”.

2. Fascismo:

“Si defender a España es ser facha, yo soy un facha. No me importa porque no lo entenderé jamás. Es muy casposo”.

3. Homosexualidad:

“No me he metido nunca con ningún homosexual. Puedo haber contado un chiste en el que el protagonista sea uno. Lo cierto es que en estos momentos se ofenden más por decir ‘un mariquita va por la calle muy divertido y con la pelota’ que por decir, por ejemplo, que hay que sacar a Franco de una tumba y tirarlo, romperlo y darle una vuelta y burlase. Eso no ofende a nadie.

4. Exhumación:

La exhumación de Franco no me parece bien. Me parece totalmente horroroso hacer una comedia de una cosa así. Está totalmente fuera de lugar. Las revanchas no existen en la guerra, se ganan y se pierden. Después de tantos año volver a hacer todo…”.

5. Libertad de expresión:

“La dictadura que hay ahora es la peor que ha habido jamás. Es de miedo. No te deja ni decir nada, ni hacer nada, ni hay libertad de expresión… Lo prohíben todo. Los que decían prohibido prohibir son los que más están prohibiendo”.

6. Monarquía:

“Soy monárquico. Me gusta España y mis pensamientos son más de derechas porque yo soy católico apostólico, romano y practicante. Que quieran quitar la misa, que quieran quitar las iglesias, que no quieran sacar la virgen, que quieran prohibir la procesión… De todo esto no estoy a favor”.

7. Política:

"Hasta ahora, no he tenido ninguna participación con ningún partido político. Sí que fui a dos mítines de Aznar, a la plaza de toros de Valencia y a Mestalla. Lo cierto es que Barberá era un fenómeno como persona y alcaldesa (…) Camps sí que ha tenido una serie de problemas, pero el hombre se defiende como puede”.