Portada para dispositivos móviles de www.elplural.com



Desde esta misma semana, en concreto desde el miércoles, Google ha decidido dar un paso adelante en sus criterios para beneficiar a aquellas web habilitadas y preparadas para su apertura en dispositivos móviles. Sin duda alguna, los smartphones (en principio los cambios no afectan a portátiles o tablets) se han convertido en uno de los sectores más importantes desde el punto de vista publicitario y de gestión de datos, de ahí el empujón que les otorga la multinacional.

Ese objetivo es uno de los que marca el nuevo algoritmo de Google centrado en las búsquedas en este tipo de 'gadgets'. En resumen, lo que se persigue es beneficiar a las páginas que sí estén adaptadas al smartphone, mientras se penaliza al resto. La propia compañía ha habilitado una web en la que se puede comprobar el grado de adaptación de una marca a los cambios.

Deberes sin hacer
A principios de esta misma semana, no eran pocas las grandes empresas que todavía no habían dado el paso en la adaptación de sus soportes en internet al mundo de los dispositivos móviles. Según los primeros cálculos, y hablando solo de medios de comunicación, apenas el 50 por ciento cumple los requisitos de Google.

Precisamente, se ha generado cierta paranoia entre aquellas marcas que no están adaptadas a las exigencias de los cambios. Muchos se pondrán el disfraz del revolucionario online y diciéndolo o no, se resistirán a adaptarse. Es una opción pero a tenor de estudios y análisis de consultoras del sector, el error estratégico puede ser fundamental.

Página habilitada por Google para comprobar la optimización de una web al nuevo logaritmo.



Sector de futuro
Si las nuevas tecnologías son el futuro (social y económicamente hablando), el sector de los dispositivos móviles es el que más va a crecer a corto y medio plazo. Desde hace tiempo se viene advirtiendo de esto y ahora, la modificación que introduce Google, lo confirma, no en vano el crecimiento del tráfico de datos en smartphones ha sido espectacular.

Las empresas que decidan no dar el paso pueden verse en un problema puesto que, guste o no, en la actualidad el buscador es el que marca lo que sucede (acapara casi el 90% del total de búsquedas). Es decir, lo peor es salir perjudicado, o lo que es lo mismo, que Google te penalice porque no te has adaptado a las nuevas exigencias (más de 40 de cada cien búsquedas se realizan desde móviles). Tú verás, pero no es lo mismo aparecer en la primera página del buscador, que en la quinta.

Y qué reclama
Sí, tenemos claro que hay que adaptarse pero a qué. La compañía de Mountain View quiere que se deje de lado Flash, que no sea necesario agrandar el texto para leerlo sin olvidar la exigencia de distancia entre enlaces, con el fin de evitar equivocaciones a la hora de clicar.

Se da la circunstancia de que también estos días se ha conocido la petición de sanción de la Unión Europea contra la compañía estadounidense por prácticas monopolísticas. Ahora, con la puesta en marcha del nuevo algoritmo ¿Sabes qué institución ha servido como ejemplo de no adaptación? ¡En efecto, la UE! Según Google, varias de sus páginas no funcionan de forma adecuada en móviles.

Seguro que todo es una casualidad; sin embargo, en esto de la tecnología 'nadie da puntada sin hilo'.

Por cierto ¿está ELPLURAL.com adaptado al nuevo algoritmo?