Desde hace años funciona este programa. (FOTO: Obra Social La Caixa)



A lo largo de la vida, uno de los instantes más dolorosos es el previo a la muerte, tanto para la persona que se encuentra en esa situación, como para sus familiares. La labor que desempeñan psicólogos y equipos de apoyo en general en las unidades de cuidados paliativos es, simplemente, admirable. Ahora, en este mes de febrero, la Obra Social de La Caixa ha anunciado la ampliación del número de hospitales a los que llevará su Programa de Atención Integral de Personas con Enfermedades Avanzadas.

Es verdad que esta iniciativa acaba de cumplir seis años, pero no es menos cierto que su extensión hasta los 104 hospitales repartidos por toda España supone un paso importantísimo a la hora de ayudar a estas personas y sus familias.

Hace un tiempo, La Caixa publicó una serie de vídeos en los que contaba historias reales para que, a través de las redes sociales y los distintos soportes que Internet articula, todos seamos conscientes de la labor que desarrollan las entidades sin ánimo de lucro que se dedican a esta tarea. Era y es una llamada a la esperanza porque, por desgracia, de la enfermedad no se libra nadie y los primeros en convertirse en ejemplo son los propios pacientes.

[youtube]http://youtu.be/kW8s_SjScqc[/youtube]

Desde que en enero de 2009 se puso en marcha el programa, más de 65.000 pacientes y casi 100.000 familiares han recibido este tipo de ayuda. Ahora con esta ampliación el número de beneficiarios se incrementará de forma notable.

Los blogs como terapia y ayuda
Hace tiempo que el ciberespacio se ha convertido en vía de escape para muchas personas que han pasado o atraviesan por los turbios caminos que marca una enfermedad. Una de las metas que se ha logrado cruzar gracias, entre otras cosas, a la normalidad que otorga Internet, es la de eliminar los tabúes que rodean, por ejemplo, la palabra cáncer, un paso fundamental para enfrentarse al propio mal.

En la red hay muchos ejemplos de personas que, tras haber sido diagnosticadas, han decidido contar su experiencia. Cabe destacar Rabudopuntocom, del periodista Nacho Mirás Fole, o Las sorpresas de la vida, de Mikel Piolín.

Es verdad que son solo dos blogs, dos bitácoras de reflexión personal, pero sin duda también se han convertido en dos ventanas de entereza y realidad.