¿Qué harías si te toca el primer premio de la Lotería de Navidad el 22 de diciembre? Esta es una de las preguntas más repetidas entre los españoles en estas fechas, dejando volar su imaginación y pensando en qué harían con el premio de 400.000 euros del Gordo de Navidad o, mejor dicho, con los 320.000 euros que quedan después de impuestos.

Tal y como afirma el comparador bancario iAhorro, la opción favorita de los españoles es aprovechar esta cantidad para liquidar sus deudas. De hecho, un 41,5% de los encuestados afirma que emplearía el premio para tapar agujeros.

Por su parte, el 22% aprovecharía el momento para invertir en vivienda y el 19,2% simplemente lo guardaría para ahorrar y tener un colchón financiero. Más allá de estas opciones, un 10,9% de los entrevistados harían frente a otros gastos y un 6,4% compraría un coche con el premio.

Los datos están estrechamente relacionados con la dificultad de ahorro diario de las familias españolas, que no tienen poder adquisitivo suficiente para llegar a fin de mes y además, guardar una parte de su salario para el ahorro. Por ese motivo, las familias se permiten soñar con el Gordo de Navidad en estas fechas e incluso con el número premiado.

Sin embargo, si eres uno de los afortunados que no tiene problemas para llegar a fin de mes y puedes utilizar los 400.000 euros, 320.000 tras pagar los impuestos pertinentes, del Gordo con total libertad, tenemos algunas opciones para hacerlo.

1. Comprar una vivienda

Una de las opciones favoritas es comprar una vivienda, ya sea para primer uso, como segunda residencia en lugares vacacionales o simplemente como inversión, lo que ayudaría a tener una vida sin fuertes preocupaciones económicas en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Por ejemplo, con los 320.000 euros que llegarían a tu bolsillo si te toca el Gordo podrías comprar un piso en la zona Argüelles de Madrid, con dos habitaciones y alrededor de 80 metros o bien, viviendas nuevas de tres dormitorios en ciudades cercanas como Alcalá de Henares.

En la misma línea, en Barcelona podrías comprar un piso de hasta 4 habitaciones en el centro, con opciones de hasta 100 metros cuadrados. Otra opción sería adquirir un piso de tres dormitorios en poblaciones cercanas a Barcelona como Cornellá de Llobregat.

Fuera de estas dos grandes ciudades, comprar una segunda vivienda en lugares vacacionales como puede ser la inmensa costa española es otra de las opciones preferidas de los españoles. Así, por este importe podrías comprar una vivienda de nueva construcción en la Costa del Sol, Baleares o Andalucía.

O incluso podrías ir más allá, en ElPlural.com hemos elaborado un artículo sobre los pueblos de España que podrías comprarte por el mismo precio que un piso en una de las grandes ciudades. Una opción diferente pero igual de válida si tienes 320.000 euros.

Relacionado El chollo de los pueblos abandonados en venta a precios de un piso de ciudad

2. Comprar un coche

Si el premio no llega para comprarte una vivienda, otra de las opciones es aprovechar esta cantidad para comprar un nuevo automóvil, sea cuáles sean tus necesidades. Si eres uno de los premiados con el Gordo de Navidad, no tendrás problema para comprarte ese coche con el que llevas soñando tanto tiempo.

Por ejemplo, con el primer premio podrías empezar a conducir el Lamborghini Huracán LP 610-4 Spyder, con un precio de alrededor de 250.000 euros y aún así te sobrarían 70.000 euros para pagar el seguro del coche o cualquier otro servicio. En la misma línea, y por mucho menos dinero (alrededor de 80.000 euros) podrías conducir el Porsche Macan GTS.

Si lo que quieres es algo más práctico para el día a día, tampoco tendrás problema para elegir entre la gran gama que ofrecen las marcas de automóviles a precios muy competitivos en la actualidad. En este caso puedes elegir desde cualquier modelo de la marca BMW, alrededor de los 40.000 euros hasta los 15.000 euros de algunos modelos de Dacia Logan o Nissan.

3. Viajar

Otra de las mejores cosas que puedes hacer si te toca el Gordo de Navidad es viajar. Pero viajar a lo grande, sin pensar en calcular presupuestos o tener que buscar un vuelo barato con escalas para llegar a tu destino.

Piensa en ese viaje que llevas tanto tiempo soñando, ya sea una ruta por Norteamérica, Asia o simplemente descansar durante más de una semana en una playa privada en Las Maldivas. Con los 320.000 euros que te quedarían podrías cumplir tu sueño o incluso varios de ellos.

Con las ofertas que ofrecen las aerolíneas y las compañías de viajes a día de hoy solo necesitas tiempo para viajar ya que el dinero no será un problema para ti si finalmente eres uno de los premiados del Gordo de Navidad.

4. Invertir

Ya hemos hablado de invertir en vivienda pero hay más opciones que podrían serte útil si dispones de 320.000 euros en tu cuenta bancaria. En este caso, recomendamos informarte bien antes de hacerlo o incluso consultar a un experto en inversión, ya sea un gestor o un bróker bursátil.

Dependiendo de tu perfil de riesgo y del tiempo que puedas dedicarle, puedes optar entre varias alternativas de inversión. Desde invertir en valores seguros como fondos del Tesoro Público, una opción con la que siempre vas a tener tu dinero de vuelta hasta opciones más arriesgadas como invertir en bolsa o en otros activos económicos.

El mercado bursátil ofrece infinidad de inversiones en todo el mundo que puedes hacer desde tu propia casa. En este caso lo importante es tener conocimientos básicos sobre el mercado o, en su defecto, pedir el asesoramiento de un experto, ya que el afán por invertir podría llevarte a perder el dinero del Gordo.

En este caso, las grandes compañías tecnológicas como Apple, Microsoft o Facebook, presentes en el índice Nasdaq 100 de Wall Street, son siempre una buena opción de inversión de poco riesgo, al igual que sucede con las grandes empresas del Ibex 35 como Banco Santander, BBVA o Iberdrola.

5. Donar

Si eres uno de los agraciados por el Gordo de Navidad también puedes optar por la opción de compartirlo con amigos y familiares o donarlo a los que más lo necesitan: asociaciones, organizaciones sin ánimo de lucro o cualquier otra causa que lo merezca. Además, recuerda que esto desgrava a la hora de hacer la Declaración de la Renta, por lo que de forma indirecta también te verás beneficiado.

La cantidad de 320.000 euros en tu bolsillo es mucho dinero de repente por lo que no debes olvidarte de los más pobres. Aprovecha este momento navideño para donar una parte del premio a esa causa con la que te sientas más identificado y te sentirás mejor contigo mismo.