La actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha repetido hasta la saciedad uno de sus reclamos electorales más famosos: “la mayor bajada de impuestos de la historia”. Ahora, la presidenta ha anunciado tres nuevas deducciones autonómicas en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Relacionado Las explicaciones de Díaz Ayuso

Díaz Ayuso ha anunciado que va a crear una deducción de 500 euros para el cuidado de mayores o dependientes que convivan con el contribuyente, tengan o no alguna relación de parentesco.

El otro gran sector en el que se centra son los jóvenes. Concretamente en menores de treinta años que puedan acceder a la compra de una vivienda y que podrán deducirse hasta 1.000 euros de intereses de su hipoteca en la factura fiscal. Así como la opción de los universitarios de descontar los intereses de sus préstamos o créditos para pagar los estudios.

Sin embargo, esto no ayudará a la situación económica de estos sectores ya que la opción ideal sería mejorar la dotación de la dependencia, aumentar la inversión en vivienda protegida o el incremento de las becas educativas.

Así, “la cadena sucesiva de rebajas fiscales que se irán anunciando en los próximos meses y los próximos años” de Díaz Ayuso empieza con unas medidas limitadas. Se espera que las deducciones llegarán en 2020 a alrededor de 30.000 madrileños, menos de un 1% de los declarantes de 2017 y que además, estas deducciones mermarán los ingresos públicos en 16,4 millones de euros.