Iberdrola ha presentado los resultados correspondientes a 2014, año en el que obtuvo un beneficio bruto de explotación (EBITDA) de 6.965 millones de euros, un 3,6% más que en 2013. La compañía energética logra esos resultados gracias a los ingresos procedentes de sus inversiones en el extranjero que compensan los peores datos de España donde el EBITDA bajó un 7,4%. El beneficio neto (tras pagar impuestos) ascendió a 2.327 millones de euros, según ha informado la dirección en nota de prensa.

Plan 2014-2016
Iberdrola sigue la hoja de ruta fijada  hasta 2016, que básicamente consiste en amortizar deuda, reducir gasto y mantener la retribución al accionista en, al menos, 0,27 euros brutos por acción. El grupo energético redujo su deuda el año pasado en casi 1.500 millones de euros hasta un total de 25.344 millones. La rentabilidad total para el accionista durante 2014 ascendió al 30,1%, por encima de sus principales competidores europeos.

Excelentes resultados en el extranjero
Por países en Reino Unido Iberdrola construirá su primer parque eólico marino con una inversión de 8.270 millones de euros, en este país la compañía destaca que la existencia de un marco regulatorio estable favorece la realización de inversiones. En estados Unidos y Canadá Iberdrola está llevando a cabo varios proyectos, como la línea de transporte que conecta a los dos países norteamericanos, mejoras de la red e Nueva York, parques eólicos e inversión en redes de distribución. En México está construyendo dos parque eólicos y destaca que "la compañía está preparada para aprovechar las oportunidades de crecimiento derivadas de la reforma energética" anunciada por el Gobierno. En Brasil Iberdrola está en plena expansión con la construcción de seis nuevos parques eólicos y nuevas centrales hidroeléctricas.