[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"25542","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-241307","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"398","alt":"El expresidente del Gobierno Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar, junto a su esposa, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, a la salida ayer del Congreso de los Diputados, donde ha sido instalada la capilla ardiente del expresidente del Gobierno Adolfo Su\u00e1rez. EFE"}}]] El expresidente del Gobierno José María Aznar, junto a su esposa, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella / EFE-archivo



La Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Policía Nacional tiene sobre la mesa una investigación que relaciona a la empresa de la que es consejero José María Aznar Botella, Gesnova Gestión Inmobiliaria Integral Empresa, con el fondo buitre Blackstone y su entramado societario que en noviembre de 2013 compró al Ayuntamiento de Madrid dirigido por Ana Botella 1890 viviendas sociales por 128,5 millones de euros. La investigación, de la que se ha hecho eco el diario Público, ha sido llevada a cabo por la Asociación de Afectados por la venta de viviendas de la EMVS y la Asociación de Lucha contra la Corrupción Corruptil que ha trasladado los datos a la Policía Nacional para que inicie las actuaciones pertinentes.

Beneficiados también con promociones de la Comunidad
El informe advierte de que la Gesnova de Aznar 'Junior' "está directamente relacionada" con el fondo buitre Blackstone al que Botella vendía activos municipales, y también de que el Consejo de Administración del fondo buitre creó un complejo entramado societario de diferentes empresas "que durante años fueron adjudicatarias de promociones de vivienda joven del Instituto de Vivienda Pública de la Comunidad de Madrid, siendo presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre".

No es la primera vez
El hijo del expresidente y de la alcaldesa de Madrid ya ha estado relacionado con anterioridad con la búsqueda de beneficios gracias a la crisis y las concesiones públicas desde organismos controlados por el PP y es que la SAREB, el 'banco malo' creado con dinero público para absorber las pérdidas del ladrillo, asignó a precios muy ventajosos la gestión de activos inmobiliarios de Bankia a otra sociedad vinculada con un fondo, Cerberus Capital Management, para el que también trabaja José María Aznar Botella.