Teledelirios cabecera 2

Esta es la semana en la que Rajoy tardó 72 horas en hablar 'de eso' que pasó en Cataluña, la que Monago cambió de versión hasta tres veces y al final se guardó los papeles, la semana en que José Antonio Gundín, empezó a ejercer como nuevo director de Informativos de TVE, y lo hizo como si siguiera en La Razón, imponiendo una línea más papista que Somoano: información 'anti Cataluña' y 'de corrupción, no mucha y para todos'. El PPresdidente de RTVE José Antonio Sánchez le prometió a Rajoy entregarle los telediarios para ganar las elecciones y ha puesto a su hombre a ello, y para eso le ha rodeado de la más escandalosa guardia manipuladora de la historia. Como se anunció el viernes, con los nombramientos y confirmaciones de Carmen Sastre, José Gilgado y Jenaro Castro la nueva dirección de informativos será una combinación de los fieles de Urdaci, la mano oscura de Telemadrid, y la línea editorial de la Razón.

1. EN UN LUGAR SONDE HAY MÁS CATALANES QUE INDEPENDENTISTAS
La primera misión de Sánchez y Gundín era controlar al máximo toda información del 9-N, escondiendo y minimizando todo lo posible la votación y contando todo lo que ocurriera según la versión del Gobierno. Para ello, los informativos de TVE renunciaron a todo tipo de programación especial, ni siquiera en el 24 Horas, con un director, Sergio Martín, también reconvertido y entregado a la causa gundiniana. Y los telediarios, bien atados.

Tan bien atados, que los minutados, es decir las noticias y el orden y duración de cada una de ellas, estaban ya escritos y pactados desde el jueves por la dirección de Informativos y la Moncloa. La estrategia diseñada por el Gobierno incluía una comparecencia en directo, en los primeros minutos del telediario, del ministro de Justicia, que esperaba para hablar a recibir la orden desde el control de Torrespaña, del subdirector Gilgado. El resultado fue patético porque el Gobierno, una vez más, se olvida que TVE ya no es ni líder ni la referencia informativa, y la mayoría de los espectadores que ven los informativos en las privadas contemplaron la escena surrealista de un ministro dubitativo, balbuceante y con los ojos perdidos, esperando a hablar ante un micrófono sujeto con celo. Eso es lo que se vio por ejemplo en Tele 5, donde los segundos de espera se hicieron eternos, pero donde al menos, Ribagorda anunció y explicó que el Gobierno iba a hacer una valoración de la jornada, a diferencia del telediario, donde el ministro entró a hablar directamente sin que nadie le diera paso, como una metáfora del que pasea como quiere por su casa.

El ministro de Justicia esperando a que le den paso desde Torrespaña..., para dar un mensaje institucional El ministro de Justicia esperando a que le den paso desde Torrespaña..., para dar un mensaje institucional



Ese telediario fue todo un anuncio de lo que le espera a TVE, y eso que, según nos cuentan fuentes de Torrespaña, los cuatro manipuladores se encontraron con una gran resistencia en la redacción, que por ejemplo, evitó que se cumpliera una de las ordenes más increíbles que pretendía la Dirección: la de prohibir que se dieran planos de gente votando.

— C.Informativos TVE (@CdItve) noviembre 11, 2014

 

La incredulidad ante la manipulación planteada también encendió a la redacción de Sant Cugat de TVE en Barcelona, donde ejercía de comisaria la directora Ana María Bordas, en su último servicio ante el PP catalán, antes de ser nombrada directora de La 2 para ceder su puesto a la persona que le daba instrucciones, Eladio Jareño, el jefe de Comunicación de Alicia Sánchez Camacho -al que esta semana, fuera caretas, el PPresidente Sanchez le nombró directamente director de TVE en Cataluña-.

El telediario empezó no con la noticia de la votación, sino con las denuncias judiciales: el primer titular en rótulo, la primera conexión en directo, la primera información en video, fue para la noticia judicial y no para el hecho en sí de que 2 millones habían participado en la consulta alternativa y su recuento.

Pero si el Telediario del domingo fue increíble, el del lunes confirmó todas las alarmas. A las 3, el Teledelirio colocaba en su portada un rotulo que daba como porcentajes del sí-sí, el 29,5%  no de la votación, sino el del censo, sin aclararlo; una manipulación desarrollada en un gráfico que fue denunciada inmediatamente por el Consejo de Información,

 

La Redacción, con su resistencia consiguió que desapareciera el gráfico del Telediario de las 9.

Desde el domingo, los teledelirios ya apostaron por la persecución judicial del presidente de Cataluña y la misteriosa querella de la fiscalía que Alicia Sánchez Camacho adelantó el martes, dejando por los suelos la supuesta independencia de la fiscalía. Por cierto, declaraciones de la presidenta del PP que, por esta razón, no se pudieron ver en TVE, pero sí la 'respuesta' del Fiscal General, de que la estaban estudiando. Pero ni siquiera Torres Dulce pudo parar la ansiedad de la Dirección de TVE, porque esa misma noche a las 9, Ana Blanco aseguraba con un rótulo muy claro que la fiscalía se iba a querellar el miércoles contra el presidente y vicepresidenta catalana por prevaricación y desobediencia.

Fiscalía Ana Blanco

Esto no es periodismo. Se llama intoxicación. El miércoles la querella segura pasó a posible, y el viernes a debate entre fiscales.

2. LA CORRUPCIÓN DEL PP ES MENOS CORRUPTA
Si con Cataluña, Sánchez y Gundín van a acentuar la línea ya marcada desde la era Somoano, en el caso de la corrupción va a ser más de lo mismo. La consigna en este caso es silenciar todo lo que se pueda la corrupción que afecta al PP. Cuando sean ya noticias de portada imposibles de ocultar, la orden es darlo, pero muy breve y alejado de los titulares. Y, rematando la estrategia, cada vez que haya que hablar de corrupción del PP, hay que hablar más de la corrupción de los demás, por delante y por detrás.

El mejor día para ver esta estrategia en su esplendor fue el martes 11, cuando la Audiencia Nacional confirmó que había indicios de que el PP pudo lucrase de la trama Gurtel y cuando la jueza Alaya de Sevilla desencadenó una operación con 32 detenidos por una presunta trama de supuestos pagos a funcionarios. Para el teledelirio de las 3 la 'Operación Enredadera' fue motivo de portada, y se le dedicó cinco minutos y medio con videos de contexto en conexión con otros escándalos de Andalucía..., mientras que para la corrupción del PP apenas ¡31 segundos, sin titulares y pasados 15 minutos del informativo! Además, en colas (lectura sobre imágenes), lo que permite a los comisarios-editores cambiar fácilmente el texto de los redactores para que lo lean directamente las presentadoras. A las 9 se repite el esquema, solo que Ana Blanco lee 'lo de la Gurtel' aún más rápido, y así no llega ni siquiera al medio minuto de corrupción del PP en una hora larga de teledelirio en el que habla de otros casos de corrupción, no del PP, a los que se dedican mucho más tiempo, como a las irregularidad detectadas en los cursos de corrupción, que tienen pieza propia, no así la Gurtel.

Y es que los esfuerzos de los comisarios son titánicos.

 

El lunes imputan a Cotino, de lo que se informa perdido en medio del informativo, sin titulares, y en formato de colas... naturalmente sin decir en ningún momento que tenía escaño por el PP, ni que fue director de la policía, nombrado por el Gobierno Aznar, con Rajoy de ministro de Interior. El lunes también dimite el presidente de la Diputación de León por 'la operación Púnica', y también se 'olvida' decir que era miembro del PP. De Monago, por su parte, se les olvida contar que no permite que los periodistas se puedan quedar con las supuestas pruebas para comprobar la documentación, como se destaca en todos los demás medios, pero titulan asegurando que Monago "acredita", de "forma contundente". Así, sin posicionarse, y desde luego olvidando por completo al diputado del PP de Teruel que dimitió por sus encuentros con la misma persona que reconoció haber mantenido una relación con Monago.., hecho que nunca existió en TVE.

3. SERÁ NOTICIA... PERO EN OTROS SITIOS, NO EN TVE
Y es que como cada semana, además de las noticias manipuladas y minimizadas, están las noticias invisibles y desaparecidas. Del vicealcalde de Valencia, del PP claro, implicado en el caso Noos, que convoca una rueda de prensa donde se enfrenta a los periodistas con unos modos absolutamente reprobables, nada de nada, y lo tuvimos que ver de nuevo solo en los medios privados o en Youtube, donde se presenta como la chulería de Grau.


Los espectadores de los Telediarios se han quedado también sin saber que el Gobierno se ha negado a informar en el parlamento si la inspección de Trabajo y Seguridad vigiló la indemnización en diferido que el PP pago en su despido a Bárcenas, alegando textualmente “deber de sigilo”. Tampoco, siguiendo el caso Bárcenas, prácticamente vetado en los telediarios, que la jefa de la Abogacía del Estado que debe defender al Estado era secretaria de Sacyr la empresa que pagó la supuesta comisión para la campaña electoral de Cospedal; por cierto Intocable Cospedal; ni palabra de que el Gobierno de Castilla La Mancha ha sido condenado esta semana por despedir empleados por sms. Lo mismo que con los presuntos negocios ocultos de Ignacio González, el presidente de Madrid destapados esta semana o con la polémica de Núñez Feijoo en el parlamento gallego sobre su amistad con el conseguidor de cursos falsos ignorados por el telediario. Ni palabra del concejal del PP que dimitió tras desear en Facebook que le pegaran un tiro en la nuca a Pablo iglesias ¿Se imaginan que hubiera sido al revés? No dieron nada del error del PP en la votación de los presupuestos, que les obligará a corregirse en el Senado, no vaya a quedar mal su portavoz Hernando; ni tampoco del rechazo conjunto del PP y PSOE sobre recortar los presupuestos de la casa real o exigirles que hagan público su patrimonio...

Los telediarios contaron el novedoso examen del PP madrileño de Esperanza Aguirre a los candidatos para sustituir a los alcaldes detenidos en la 'operación Púnica', pero no contaron cuando se destapó que las pruebas estaban amañadas y que los candidatos conocían las preguntas porque era todo un paripé para salir bien en el telediario. Y más allá de la política, ni palabra del informe que demuestra que hay casi 50.000 alumnos que están estudiando en barracones este curso, o de la campaña de Médicos del Mundo para denunciar con ambulancias low cost los efectos de los recortes de sanidad, o de la polémica por los inmigrantes retirados de la playa en Canarias en camiones de basura, o, minimizando, la protesta de Greenpeace contra las prospecciones petrolíferas, foto de portada de la prensa e informativos salvo los telediarios que no lo dan hasta el minuto 20.

Este fin de semana, Podemos ha elegido democráticamente a Pablo Iglesias como secretario general, noticia destacada por fin incluso para el Telediario. Gundín ¿cuándo vas a levantar el veto de Somoano y permitirás que le entrevisten en los Desayunos o en La Noche en 24 horas, donde a ti sí te permitían opinar en libertad?

Teledelirios Top anteriores:
El ébola contagia los informativos de TVE
Top de los Teledelirios de los telediarios: de cómo se ocultan los datos del paro, hasta cómo se manipula la información de Cataluña
Los TELEDELIRIOS TOP: ¡Ay, qué nervios con Escocia! ¿Corruptelas Cañete? ¡Qué va! Y muchas Somoano-censuras más
Top Teledelirios: blanqueo de biografías de ministros, la marcha atrás del aborto, el regreso de Tejero… y el fin de Echenique
TOP de los teledelirios de los telediarios: A Somoano se le subleva la redacción.., pero él sigue ‘todo por el PP’
Top de los teledelirios: Somoano se despide ocultando los casos Acebes, Cospedal y Rato… y sin dar un minuto a Pablo Iglesias
Top Teledelirios: Rajoy pide perdón por la corrupción y TVE cambia al jefe de Informativos para taparla… aún más
Top Teledelirios: ‘Consignas TVE’ de la semana, “ocultemos a Podemos” y “¿de corrupción? Apenas una mención”