Primer aniversario como imputada por corrupción
Coincidiendo con el primer aniversario de Sonia Castedo como imputada en el ‘caso Brugal’, Gonzo, uno de los reporteros de El Intermedio, se trasladó a Alicante para entregarle un ramo de flres. De paso, quiso preguntarle por las polémicas fotos publicadas en el diario El Mundo en las que aparece junto al empresario Enrique Ortiz en una fiesta de pijamas en fin de año. Sin embargo, en la alcaldía nadie quiso facilitar su encuentro con Castedo. La excusa inicial que hay que tener cita previa y más tarde que estaba muy ocupada.

Foto publicada por El Mundo en la que se puede ver a la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y su concejal de urbanismo, Marta García Romeu, en una fiesta del pijama junto al empresario Enrique Ortiz Foto publicada por El Mundo en la que se puede ver a la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y su concejal de urbanismo, Marta García Romeu, en una fiesta del pijama junto al empresario Enrique Ortiz



Su concejala tampoco da la cara
Ante la imposibilidad de conseguir explicaciones de Castedo, Gonzo quiso entrevistarse con la concejal de Urbanismo, Marta García Romeu, también presente en la polémica fiesta con Ortiz. Tampoco quiso recibirle por estar "reunida". Planteó entonces quedarse hasta que acabaran sus múltiples reuniones, algo que puso muy nerviosa a la trabajadora que tuvo que dar la cara por su jefa. "Aquí podéis estar pero vamos... hay gente que viene y ocupa esto... Esto tiene que estar libre". En otras palabras, vete porque aquí no pintas nada.

No responden ni a los ciudadanos
Entonces Gonzo pidió ayuda a los ciudadanos, que con megáfono en mano gritaron ante las dependencias de urbanismo la pregunta del millón: "¿Es adecuado que el mayor adjudicatario de la ciudad y su alcaldesa compartan ese grado de amistad". Ellos lo tiene claro, no. Falta escuchar la versión de las autoridades competentes, que evitaron dar la cara,