El director de Informativos de TVE, Julio Somoano, y el responsable de los Informativos no diarios, Jenaro Castro, están enzarzados en una batalla que ahora mismo parece difícil que se resuelva sin que uno de los dos salte de su cargo en los próximos meses. Fuentes políticas, tanto socialistas como populares, han confirmado a ELPLURAL.COM la existencia del pulso. Una lucha que al final tendrán que dirimir en Moncloa y en Génova los responsables de sus nombramientos.

Julio-Somoano y 'sus informativos' se convierten en noticia en la semana de las noticias del PP. Foto RTVE Julio-Somoano, responsable de los informativos de la televisión pública española



Somoano: 'Jenaro me está moviendo la silla'
Hace unas fechas, el responsable de comunicación de un importante partido se quedó sorprendido ante el comentario que le realizó el actual director de Informativos, Somoano. Lo que éste le venía a decir es que había descubierto que Jenaro Castro 'le estaba moviendo la silla', acusándole tanto en Moncloa como en Génova de ser "blando, incapaz de imponer una línea editorial clara en favor del Gobierno y de no saber imponerse a la redacción".

El inicio de la quiebra de la confianza entre los dos personajes se inició en el mismo momento del nombramiento del actual director de Informativos. Tanto Somoano como Castro se movieron en los últimos momentos del Gobierno socialista para buscar situarse lo mejor posible ante el inminente asalto 'popular' a TVE. En aquel momento, según le dicen a ELPLURAL.COM fuentes periodísticas,  los dos se vieron varias veces. Lo previsible, dada su buena relación con Mariano Rajoy de la que les informamos hace ya casi un año y medio, era entonces que Castro ocupara el puesto de director de Informativos. Tan previsible que en sus encuentros Somoano le vino a pedir que le diera trabajo en su equipo 'cuando Jenaro fuera el director de Informativos'.

El elegido no fue el que se esperaba
Llegado el momento, la realidad, sin embargo, fue diferente. La responsable de comunicación de Rajoy, Carmen Martínez, actual secretaria de estado de Comunicación, al final decidió no apostar por Jenaro Castro, muy marcado en Torrespaña por su etapa como delfín de Alfredo Urdaci, sino por quien le ofrecía un perfil igual de sumiso, pero mucho menos conflictivo. Y así eligió, y consiguió convencer a su jefe para que lo aceptara, al que parecía en principio peor colocado de los dos: Julio Somoano.

Olvidando sus conversaciones previas, tras ser nombrado Somoano intentó arrinconar a Castro, pero éste movió sus cartas y forzó las cosas hasta hacerse con el premio de consolación, uno de los puestos en el segundo nivel del organigrama como subdirector responsable de los programas informativos no diarios. Al fondo, el presidente de la Corporación, Leopoldo González-Echenique, aceptó sin tener ninguna participación en ello, los dos nombramientos.

El director de Informe Semanal y de los programas informativos no diarios de TVE, Jenaro Castro



Jenaro actúa y Somoano tiene que poner la cara
El pulso entre los dos desde ese momento, lejos de relajarse ha ido creciendo. Somoano se esfuerza cada vez menos en ocultar dentro y fuera de TVE el enfado que le producen actuaciones profesionales y periodísticas del antiguo chico de Urdaci, en los que él no tiene participación, pero que le cuesta que le saquen los colores en los medios de comunicación. Los problemas de Castro con aquellos de los trabajadores que se resisten a sus directrices porque las consideran partidistas o irregulares, la radicalidad o la parcialidad política de algunos de los trabajos de Informe Semanal..., molestan a Somoano tanto como tener que forzar que se incluyan a última hora reportajes que Jenaro Castro y su equipo se resisten a hacer, como sucedió tras las manifestaciones de la Diada, o el caso Bárcenas.

Hace unos días, en las redes sociales y en algún medio digital comenzó a darse pábulo a una supuesta noticia, según la cual el PP y el PSOE estaban negociando la sustitución de Julio Somoano. La información, que ha sido desmentida a ELPLURAL.COM, por dos fuentes del PSOE que la han calificado de ridícula, siguió a la información con la que se iniciaba esta crónica, según la cual el propio Somoano estaría quejándose de los movimientos que hace Jenaro Castro en Moncloa y Génova para buscar su sustitución, acusándole de "débil e incapaz de manejar la redacción".



Fracaso de los dos con las audiencias y la credibilidad
El problema de los dos personajes, Somoano y Castro, es que ninguno de ellos puede imponerse al otro por sus logros profesionales. Todo indica que este mes de febrero, mes en el que se ha producido una gran demanda de información por los casos de corrupción y espionaje, los telediarios de TVE, que hace un año eran líderes, caerán hasta el tercer lugar, por detrás de Tele5 y Antena3. Pero por otro lado, ninguno de los programas informativos no diarios ha despuntado de la mediocridad de resultados de la cadena, e Informe Semanal se mantiene en mínimos históricos, rondando audiencias del 5%.

Según le dicen a ELPLURAL.COM en fuentes periodísticas, en el pulso, al menos de momento, el presidente de RTVE apuesta por Somoano, y contempla la posibilidad de destituir a Jenaro Castro al final de la temporada; eso sí, compensándole "dándole pantalla". Es decir, ofrecerle la presentación de algún programa, lo que como saben en los pasillos de TVE Castro añora. La batalla sin embargo, está lejos de haber concluido. Jenaro Castro tiene 'brazos fuertes' en los que apoyarse, y Somoano sigue notando como se le mueve la silla según deja caer en oídos de 'filas amigas y enemigas'.