La cadena COPE ha admitido a ElPlural.com que ha realizado “seguimientos y averiguaciones patrimoniales” a José Antonio Abellán, periodista que durante años fue uno de los rostros más conocidos de la radio propiedad de la Conferencia Episcopal. Para ello, el grupo de comunicación habría contratado a un “equipo de investigadores siempre -defienden desde COPE- desde la absoluta de la legalidad”.

Es la primera ocasión en que la radio de los obispos reconoce haber realizado seguimientos a Abellán a través de detectives. En cualquier caso, desde COPE aseguran de forma tajante que “nunca han investigado ni a su mujer ni a sus hijas”, desmintiendo la acusación que el propio Abellán realizó el pasado 22 de junio mostrando a través de su perfil de Twitter diversos documentos que así lo acreditarían.

Desde la radio de los obispos recalcan que estos “seguimientos” están motivados por cuestiones patrimoniales. Fuentes oficiales de la empresa explican que "Abellán debe una cantidad muy importante de dinero a COPE por costas judiciales de casos que ya están archivados a favor de COPE".

Es decir, esgrimen que el "seguimiento se hizo para conocer el estado de patrimonio de José Antonio Abellán", a quien afean el "enconamiento continúo que mantiene con los directivos de la casa, a los que insulta con adjetivos como mafiosos, golfos...". 

El periodista José Antonio Abellán.

“Amenazado”, “espiado” e “intentado asesinar”

Fue en una entrevista concedida a ElPlural.com el pasado 22 de febrero cuando el periodista José Antonio Abellán acusó directamente a la cadena COPE de haberle “amenazado”, “espiado” e “intentado  asesinarle”. Todo ello supuestamente como consecuencia de denunciar la red de emisoras piratas de las que hace uso de forma ilegal la radio propiedad de la Conferencia Episcopal Española.

Un escándalo, el de las emisoras sin título habilitante de COPE, que principalmente ha afectado al Gobierno de la Junta de Andalucía a raíz de la aprobación en pleno estado de alarma de un decreto Ley para su regularización -perdonando de este modo a la radio de los obispos hasta "400 millones de euros" según el propio Abellán-.

Este mes de junio, Abellán iba un paso más allá y publicaba en Twitter documentos para acreditar haber sido objeto, junto a su familia, de una brutal persecución por parte de la cadena COPE.

Relacionado Abellán acusa a la COPE de llevarse el dinero de conciertos solidarios

“Desde octubre 2017 hasta mayo 2018, la Conferencia Episcopal y la cadena COPE, nerviosos y asustados porque van a acabar en la cárcel, contrataron a un dispositivo de macarras para seguirme y, al menos dos veces, intentaron algo más”, expone Abellán.

“A estas alturas lo único que quiero es saber que querían hacer a mi familia, especialmente a mis hijas. Juró que lo averiguaré a cualquier precio. Sólo, como siempre. Lo tienen todo comprado, a unos con fotos con los pantalones por las rodillas, a otros con millones”, lamenta el periodista.

 

"Vi cómo me enseñaba una pistola"

En su día, preguntado por ElPlural.com sobre si cree que intentaron asesinarle, el locutor afirmó con rotundidad:  “Sí, entre otras cosas. En mayo de 2018 me persiguieron por la Castellana tres coches y en la rotonda de plaza Castilla, uno se puso a mi altura y vi cómo me enseñaba una pistola. Otra fue más peligrosa en mi pueblo. Algo tipo películas del Bronx. Eran profesionales de esto. Leyendo el Sumario del Juzgado de Instrucción Nª 5 de Madrid compruebas en sus declaraciones que “LA INSTITUCIÓN”, es así como ellos la llaman, contrata a un comando de siete personas, al menos entre Octubre 2017 y Junio de 2018. En declaraciones a la Policía Judicial, reconocen, las persecuciones en El Tiemblo (Ávila) y en el Paseo de la Castellana en Madrid. Y cruzando la documentación llegas a la conclusión de que intentaron matarme, al menos una vez. Para ello contaron, según sus propias declaraciones, con el “consejo” de la Delegación de Gobierno de Madrid y del Cuerpo Nacional de Policía. Son gente sucia, que hace cosas sucias. Tipo lo de Bárcenas cuando trataron de secuestrar a su mujer”.