Irene Montero y Pablo Iglesias se han comprado un "chalet independiente en La Navata, de estilo rústico con una superficie de 268 m² construidos en parcela de 2.352 m² y ubicado en un privilegiado emplazamiento que linda con el Parque Natural de la Cuenca Alta del Guadarrama", por valor de 660.000 €. Lo han hipotecado por 540.000 € durante 30 años y el pago lo realizarán a medias. Hasta aquí este hecho no sería noticiable, sino fuese porque Iglesias criticó al exministro de economía, Luís de Guindos, por comprarse una ático de 600.000 € . 

Dos de los comunicadores más mediáticos de la Cope, Carlos Herrera y Ángel Expósito, han cargado contra la pareja desde sus programas ‘Herrera en Cope’ y ‘La tarde’, respectivamente.

‘Herrera en Cope’

Desde el matinal de la cadena de los obispos, Herrera incluía en el análisis del viernes la polémica compra. El locutor ha definido el inmueble como "el chalet bolivariano. El chalet de los Ceaușescu del siglo XXI, de los millennials", al tiempo que ha añadido,  que es demagógico que se le eche en cara que por ser de izquierdas no se compre, o se compre una casa de 600.000 euros. Pero es que el que a hierro mata, a hierro muere. Ya que no es un derecho exclusivo de la extrema izquierda. Lo es, también, incluso de políticos como Luis de Guindos, que decíamos estos días que en su día se compró un ático de 600.000 euros”. Para terminar Herrera ha apoyado todas sus opiniones con distintas perlas que adornan cualquier argumentario populista tanto de la izquierda como de la derecha.

‘La tarde’

El director de ‘La tarde’, Ángel Expósito, también ha dedicado su monólogo a la controversia que ha suscitado la compra. El periodista ha comenzado su alegato con un “bienvenidos a la casta. Ya sois ricos. Ya pertenecéis al club de las hipotecas y de los aplastados por el sistema financiero capitalista.  Welcome a la república independiente del casoplón”.

Expósito ha continuado afirmando que “el problema es el pasado, la demagogia. El quién te ha visto y quién te ve. ¿Cómo va a defender la revolución bolivariana en el lugar dónde nació? ¿Sigue teniendo Pablo Iglesias envidia del pueblo venezolano? Tú en 2.000 metros cuadrados y los venezolanos prostituyéndose por dos dólares". Para terminar, el conductor de ‘La tarde’ ha teorizado con hipótesis críticas: “A lo mejor, en el borde de la piscina monta un campamento de refugiados bajo la pancarta 'Refugees Welcome'. Y que tenga cuidado, que no se ausente mucho porque igual les okupan la casa”.

De esta forma, ambos comunicadores caían en la demagogia, hasta el punto de que lo antes era negro para Iglesias, ahora se ha blanqueado; al mismo tiempo que otros aprovechan la ocasión para cargar las tintas subiéndose al mismo carro. Lo que queda claro es que llueve sobre mojado, ya que  “ pontificar “ no todo el mundo puede. Al final son los votantes los que eligen a sus representantes con casas de 600.000 euros o con viviendas de protección oficial.