La grave cogida que ha sufrido este lunes el matador Francisco Rivera Ordóñez en Huesca ha provocado una revuelta de tuits. En general de contenido muy extremo. Por un lado los antitaurinos, por otro los tautinos, han encontrado en este tema un nuevo motivo para enfrentarse.



El torero fue empitonado en su pubis, con una cornada que 25 centímetros que le ha producido graves daños en la cavidad abdominal, rozándole las arterias ilíaca y aorta, e incluso afectando al colon y las vértebras. El pronóstico de los médicos es de "muy grave".

La cogida fue recibida en Twitter con una oleada de comentarios de gran violencia contra el torero por parte de los antitaurinos, entre los que no faltan los que dicen desear la muerte del torero. Esta es una muestra:

 

 

 

 

 


 

Son muy mayoritarios los tuits en este sentido, pero también han producido, como decimos, la reacción en el contrario, e incluso los que piden que la policía actúe contra quienes muestran su deseo a la muerte del torero.