Este domingo, el diario El Mundo, publicaba en su revista Crónica una entrevista con el líder de la CUP, Antonio Baños en la que éste llamaba al presidente Artur Mas "el amigo borracho que primer molesta y después defiendes cuando le pegan". Con titular tan jugoso la entrevista no se podía guardar en un cajón pero tras ser publicada Baños denuncio vía Twitter que él no la había aceptado, así como el comportamiento del "chaval" que se la hizo y del periódico.

El líder de la CUP, lejos de explicar sus declaraciones sobre la independencia o sobre si su partido votará la investidura de Artur Mas, carga desde su cuenta contra lo que considera "un Frankestein periodístico notablemente estrambótico", se queja de que el periodista de El Mundo "se comió mi cena, se auto-invitó a dos cervezas grandes que pagué" y asegura que "ahora entendiendo a Mas y Trias cuando les sacaban papeles de la UDEF".

 

 

 

"Que nos denuncie"
La entrevista fue realizada por el periodista Martín Mucha, que también ha respondido vía Twitter al político catalán. El reporte de El Mundo asegura su ordenador estuvo durante toda la entrevista sobre la mesa grabando y que en ningún momento Baños le dijo lo que se podía publicar o que no autorizaba la entrevista. El periodista, que también explica que la frase del "contundente titular" fue repetida varias veces y que  el político catalán "vio incluso cuándo la transcribía a mi ordenador", lo ha 'retado' a que, si esto no es verdad, que lo demande.

 

 

 

 

Este lunes, el director de El Mundo, David Jimenez, también ha defendido a su reportero y también ha asegurado en una intervención en Espejo Público que "si Antonio Baños no ha concedido esa entrevista, que nos demande".