El incendiario José Manuel García-Margallo tiene de los nervios al PP catalán. Después de sus declaraciones, la semana, pasada proponiendo una reforma constitucional para “encajar el hecho catalán”, ahora se espera un cara a cara televisivo del ministro de Exteriores con el líder de ERC, Oriol Junqueras, para debatir sobre las consecuencias para Cataluña de una declaración de independencia.

Un despropósito
El PP de Cataluña cree que el debate, que se realizará en el canal del grupo Godó 8TV, es “un despropósito”, según adelanta ABC, porque sitúa al mismo nivel al ministro y a los independentistas. De hecho, Oriol Junqueras ha mostrado públicamente su satisfacción ya que, en su opinión, el hecho de que sea el titular de Asuntos Exteriores quien asuma el cara a cara legitima la futura “condición de Estado” de Cataluña.

Por otra parte, en el PP catalán creen que el protagonismo de García-Margallo debilita la imagen de su candidato, Xavier García Albiol.

La polémica sobre la reforma constitucional
El pasado 10 de septiembre, Junqueras pidió a Margallo que explicara en qué tratato europeo se especifica que una Cataluña independiente de España quedaría fuera de la Unión. El ministro, que ha dado sobradas pruebas de que lo suyo son los enfrentamientos verbales, le invitó a un debate público sobre el tema. Y el líder de ERC vio los cielos abiertos.

García-Margallo levantó polémica en el PP la pasada semana cuando defendió una reforma de la Constitución para encajar lo que denominó “el hecho catalán”; además, cambiar el sistema de financiación para ceder prácticamente al completo el IRPF a Cataluña como solución a las reivindicaciones soberanistas. Tras sus declaraciones, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría precisó que se trata de una posición exclusivamente “personal” e “individual”, una “posición” del titular de Asuntos Exteriores.