El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y Gema Ubasart (i), saludan a sus simpatizantes en el mitin celebrado hoy en el pabellón de Vall d'Hebron, en Barcelona. EFE El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y Gema Ubasart (i), saludan a sus simpatizantes en el mitin celebrado hoy en el pabellón de Vall d'Hebron, en Barcelona. EFE



El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reafirmado este domingo su compromiso con el derecho a decidir en Cataluña y ha ofrecido abrir un proceso constituyente "para discutir con todos de todo", pero ha advertido de que jamás se abrazará con Mariano Rajoy ni con Artur Mas.

"La casta española ha insultado a los catalanes"
En su primer mitin en Barcelona, en un multitudinario acto en el pabellón de la Vall d'Hebron, el líder de Podemos ha afirmado que no ha venido a la capital catalana "para prometer nada a nadie, a cambio de votos ni favores", porque no "se fía" de los políticos que lo hacen, en un discurso en el que ha dejado claro su apuesta por dejar de lado "las banderas".

"No quiero que Cataluña se vaya, pero sí que sé que la casta española ha insultado a los catalanes", ha añadido Pablo Iglesias, que ha reprochado a los políticos españoles que hayan olvidado que España es "un país de países, un país de naciones".

"Eso sí, a mí no me veréis darme un abrazo ni con Rajoy ni con Mas", ha asegurado Iglesias, en una velada alusión al líder de las CUP, David Fernández, que en la consulta del 9N fue fotografiado fundiéndose en un amistoso abrazo con el presidente de la Generalitat.

Un pabellón abarrotado
Iglesias ha abarrotado el pabellón de Vall d'Hebron, con capacidad para más de 3.000 personas, entre las que se encontraban algunos políticos catalanes como el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall, el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà, el diputado socialista en el Parlament Ferran Pedret, el concejal de ICV-EUiA en Barcelona Ricard Gomà y el líder de EUiA, Joan Josep Nuet.

El gran número de asistentes al mitin de Iglesias ha desbordado la capacidad del recinto, por lo que numerosos simpatizantes que formaban cola en la puerta para entrar se han quedado finalmente sin poder acceder.

Los traidores del pueblo son los que se llevan el dinero a Suiza
En opinión de Iglesias, el propósito de Podemos no es levantar muros, sino "tender puentes", tras lo que ha asegurado que no le importan las banderas que cada uno luzca en la pulsera, sino "las cuentas bancarias". "Y los que se llevan el dinero a Suiza o Andorra, tienen un nombre, traidores a su pueblo, se llamen Jordi Pujol o Rodrigo Rato. No tienen más patria que el dinero",  ha espetado.

Los recortes de la derecha en Cataluña
El secretario general de Podemos ha defendido que hablar de Cataluña "es hablar de recortes sanitarios récords" similares a los que se están aplicando en la Comunidad de Madrid, tras lo que ha lanzado una advertencia: "Mas y Aguirre, vuestro tiempo se ha terminado".

El líder de Podemos ha recordado que, a raíz de la crisis económica, ha aumentado la renta de los barrios más ricos de Barcelona mientras otros sufren el drama de los desahucios y ha dicho: "de eso es de lo que hay que hablar y de eso es de lo que algunos tienen miedo que hablemos". En ese sentido, ha defendido el derecho a decidir no solo en el ámbito soberanista, sino también para discutir sobre la democratización de la economía, las políticas contra los desahucios o la persecución de los evasores fiscales.

"Se me nota a la legua que soy de izquierdas"
Iglesias ha reconocido ser de izquierdas -"se me nota a la legua", ha comentado- pero ha defendido que la lucha de Podemos es romper con el juego político que solo permite que "gane el dinero" y plantearla en términos de "los de abajo y los de arriba". "Y los de abajo somos muchos más", ha añadido.

Se reunirá con Ada Colau, el lunes
El líder de Podemos mantendrá esta tarde encuentros informales con diferentes colectivos sociales afectados por la crisis y los recortes, y mañana, lunes, se reunirá con la portavoz de la plataforma ciudadana Guanyem Barcelona, Ada Colau, con la que ofrecerá después una rueda de prensa.