Nada de adelantos del dinero de todos los españoles a Cataluña si sigue el desafío independentista. Este ha sido el contundente mensaje del Ministerio de Hacienda al anunciar que no adelantará la liquidación de 2014 con el fin de destinarlo, entre otros asuntos, a la paga extra de los funcionarios.

Según publica el diario El Mundo, el departamento que dirige Cristobal Montoro recibió este jueves la petición de la Generalitat de Cataluña de adelantar este pago de 700 millones divididos en dos tramos iguales. Ante esta demanda, el Ministerio ha decidido no dar un trato preferente a esta comunidad autónoma y enviará la liquidación cuando lo hagan el resto de autonomías, que suele ser en junio o julio.

Petición justa

Fue la propia portavoz del portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté, quién aseguró el pasado martes en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Ejecutivo, que consideraba "justo y necesario" que el Ejecutivo catalán hubiera reclamado a Hacienda esa cantidad y afirmó que había habido contactos dentro de la "normalidad" entre la Consejería de Economía y el Ministerio para abordar este asunto.

Munté aseguró que ese dinero se destinaría a afrontar las "necesidades de tesorería" de la Generalitat, entre otras cuestiones para afrontar los compromisos asumidos con los funcionarios sobre su paga 'extra'.

Pero petición rechazada

Ahora, con la petición en la mano, el Ministerio ha dejado claro que no va a hacer ninguna excepción en el pago de la liquidación de 2014, de la que a Cataluña le corresponden alrededor de 1.300 millones de euros.

El departamento de Montoro ha precisado que, "con carácter general", el abono de la liquidación definitiva del sistema de financiación autonómico se practica "una vez que se disponen de todos los datos necesarios para ello", lo suele suceder habitualmente entre los meses de junio y julio de cada año.

El FLA

Además, Hacienda ha reclamado este viernes a las 12 comunidades autónomas que han solicitado su adhesión al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), entre ellas Cataluña, la remisión de su plan de ajuste económico-financiero para poder recibir la financiación de este fondo. Las regiones deben integrar compromisos para el cumplimiento de los objetivos de déficit y deuda pública.

La información que desde Hacienda se ha pedido CCAA permitirá actualizar los planes de ajuste vigentes, o presentar nuevos planes de ajuste. Además de Cataluña, han pedido ayuda al FLA las comunidades de Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura, Principado de Asturias, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia, Aragón, Cantabria y Madrid.