El primogénito del expresidente Jordi Pujol, Jordi Pujol Ferrusola, acusado por su expareja sentimental de desviar capitales a paraísos fiscales, es un amante de los coches de colección y de las carreras, y posee una flota de reliquias de lujo, que guarda en la nave de un polígono industrial Vilapou, a 40 kilómetros de Barcelona, según publica hoy La Razón.

Ya en diciembre La Gaceta destapó la colección que Jordi Pujol Jr.posee desde hace años, a pesar de que solía moverse por Barcelona en una scooter. Los vehículos de lujo los guarda en Olesa de Monserrat, donde sus vecinos sí son conocedores del buen gusto del hijo mayor del expresident.

Portada 'La Razón'

Ferarri, Lamborghini, Mercedes...
Pujol Ferrusola cuenta en su colección, entre una veintena de coches, entre ellos un Lamborghini Miura p400, que supera los 600.000 euros,  un Ferrari F40 del que, como el Lamborghini, existe un número muy limitado en todo el mundo, y cuyo precio puede rondar los 500.000 euros, según los expertos. También es propietario de un Mercedes SLR McLaren, mucho más moderno, aunque un coche de culto por los amantes de los automóviles por sus puertas que se abren en vertical y por sus múltiples prestaciones que ofrece, valorado en unos 300.000 euros.

Su primer trabajo, gracias a Prenafeta

Un parque que ha ido cambiando con los años y que empezó a conformar desde que Jordi Pujol Jr. consiguió su primer empleo en la empresa Tipel, gracias a la ayuda del ex secretario de Presidencia, Lluís Prenafeta, implicado en el caso Pretoria, por el que tuvo que pagar de fianza un millón de euros.

El Porsche 906 y su polémica inscripción en el circuito del Jarama
A lo largo de los años el hijo del expresidente catalán ha ido vendiendo algunas de sus preciosas posesiones, entre ellos el mítico Porsche 906, conocido como Carrera 6, valorado en un millón de euros, que usó en el circuito del Jarama.

Sobre este coche y esta competición en particular hoy La Razón publica que Jordi Pujol Ferrusola se inscribió en la misma con ‘licencia catalana de automovilismo’, que no existe, con la intención de figurar con ‘nacionalidad catalana’. Al ser descubierto este dato por los organizadores tuvo que rectificar su inscripción.

La acusación contra él por desvío de dinero a paraísos fiscales
Según consta en la Unidad Central de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), a partir de la denuncia realizada por María Victoria Álvarez, exnovia de novia de Pujol Ferrusola, este sacaba de España importantes sumas de dinero, en coche, hacia Andorra, con el fin de depositarlo en paraísos fiscales.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido a la Audiencia Nacional que tome declaración a la expareja del hijo de Jordi Pujol, por entender que “se deducen” de sus declaraciones ante la Policía “la existencia de datos o indicios que, de poder ser concretados o ampliados, permitirían una investigación penal por presuntos delitos de blanqueo de capitales y/o delitos contra la Hacienda”.