El secretario general y candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes un plan contra la explotación laboral que incluye, entre otras medidas, tipificar como infracción grave la realización de jornadas de trabajo superiores o fuera del horario pactado en los contratos a tiempo parcial y "evitar que los trabajadores asuman más horas de trabajo que las que establece la ley". Sánchez se ha pronunciado de este modo durante su intervención en Sevilla en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía y la Fundación Cajasol en colaboración con Atlantic Copper en los que ha sido presentado por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y que han contado con la asistencia de la mayoría de consejeros del Gobierno andaluz, la plana mayor del PSOE-A, incluidos alcaldes de capital y presidentes de diputaciones provinciales. Así las cosas, entre las medidas que contempla el referido plan, que "parte de la derogación de la reforma laboral del PP", Pedro Sánchez ha explicado que apuesta por modificar la regulación de los contratos a tiempo parcial para restablecer el equilibrio en este tipo de contratos, permitiendo combinar las necesidades organizativas de las empresas con la necesidad de seguridad de los trabajadores, y "se prohibirán las horas complementarias voluntarias y se limitarán las pactadas".