La torre del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) ubicada en la localidad gaditana de Conil de la Frontera ha sufrido "un sabotaje totalmente intencionado", según han confirmado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que detallan que una estación móvil desempeñará su función mientras se sustituye. Según la información que adelanta este martes el Diario de Cádiz, el sabotaje se produjo estrellando contra la torre un todoterreno robado lleno de bidones de gasolina. En declaraciones a los periodistas, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha explicado que la Guardia Civil está llevando a cabo una investigación para identificar y detener a los responsables y proceder a su puesta a disposición judicial "lo antes posible". De la misma manera, se trabaja en el arreglo y reparación de las infraestructuras dañadas. De Torre, que ha "condenado" los hechos y ha destacado que supondrán "un importante perjuicio a las arcas del Estado", ha indicado que las primeras hipótesis apuntan a que detrás del ataque está "un grupo de narcotraficantes" con la intención de eludir la vigilancia. No obstante, el subdelegado ha advertido de que no van a conseguir su objetivo, ya que "la zona no está desprotegida", al haberse puesto en funcionamiento de manera inmediata una estación móvil.