El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, se reunirán mañana en Madrid en el marco de la ronda de contactos que el líder socialista está manteniendo con los principales candidatos para analizar la política de pactos con otros partidos. Sánchez habló con Díaz ayer para concertar el encuentro.

Ultima vez en el mitin de Alcalá de Guadaíra
El secretario general y la presidenta andaluza, que coincidieron en el mitin celebrado el pasado día 20 en Alcalá de Guadaíra (PSOE), abordarán, además de los resultados autonómicos y municipales, la situación en Andalucía, puesto que la investidura de Díaz sigue bloqueada dos meses después de los comicios en esta región.

Reuniones en Ferraz
La ronda de contactos de Sánchez con los principales candidatos autonómicos para fijar unos principios sobre cómo entablar las alianzas comenzó ayer con los de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y de Baleares, Francina Armengol. En la jornada de hoy, han estado en la sede de Ferraz los secretarios generales del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, además del cabeza de cartel a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona.

Otras reuniones
Las conversaciones seguirán mañana con Díaz, y los líderes de los socialistas de Cantabria, Eva Díaz Tezanos; de Aragón, Javier Lambán; de Navarra, María Chivite; de Castilla y León, Luis Tudanca, y de Murcia, Rafael González Tovar, según las fuentes. El jueves será el turno de la de Canarias, Patricia Hernández, y el viernes se completará con el presidente asturiano, Javier Fernández, y con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Podemos y Ciudadanos
El PSOE depende de la postura que adopten Podemos y Ciudadanos en algunas comunidades autónomas, como Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón o Baleares, para poder desbancar al PP del poder. También se da esa situación en algunos ayuntamientos de capitales de provincia, y en otros, son las plataformas ligadas a Podemos las que han quedado por delante del PSOE, cuyo apoyo les facilitaría las alcaldías.