El niño de cinco años de edad fallecido este domingo en Mairena del Aljarafe (Sevilla) tras precipitarse desde un quinto piso de los bloques de viviendas de Ciudad Aljarafe era autista y estaría a cargo de sus abuelos en el momento del accidente, según han manifestado a Europa Press vecinos de este populoso barrio, al pie del edificio desde el que cayó el menor. El hecho ocurrió sobre las 16,30 horas. Según han explicado los vecinos, los padres del menor estaban "fuera" y el mismo había quedado a cargo de sus abuelos, si bien en el momento del siniestro, en la vivienda familiar estaban la abuela del niño y uno de sus tíos, porque el abuelo había bajado a uno de los establecimientos que funcionan en los bajos del conjunto 24 del barrio de Ciudad Aljarafe, uno de los más conocidos de este municipio. Los vecinos han explicado que no han trascendido las circunstancias exactas que han rodeado la caída del menor, aunque se habla de "un despiste", toda vez que los facultativos sanitarios, cuya supuesta tardanza ha sido mencionada en estos testimonios, habrían tenido éxito en unas primeras maniobras de reanimación cardiopulmonar, si bien el menor habría muerto poco después al incluir sus lesiones posibles daños en el cráneo. "Es una familia maravillosa", han defendido los vecinos, quienes explican que se trata de un grupo familiar bastante conocido en el barrio de Ciudad Aljarafe, conmocionado a cuenta del trágico suceso. Al parecer, otro hijo del matrimonio murió también el año pasado.